Biden y Sanders tejen alianza estratégica para desbancar a Trump

La alianza de conveniencia empieza a dar sus primeros resultados palpables. Biden necesita a Sanders para disputarle a Trump la presidencia en noviembre

estados unidos, elecciones en estados unidos, bernie sander, joe biden
Biden y Sanders han presentado la composición de los seis equipos de trabajo conjuntos. (Foto: Internet)

El candidato demócrata oficioso a la Casa Blanca, Joe Biden, y quien haya sido su principal contrincante en la carrera de las primarias, el senador progresista Bernie Sanders, han presentado la composición de los seis equipos de trabajo conjuntos que ambos anunciaron el mes pasado cuando Sanders suspendió su campaña y ofreció su apoyo al vicepresidente de Barack Obama. Los equipos, una herramienta clave para unificar el partido y cerrar un programa común entre Biden y el sector izquierdista del mismo, versarán sobre seis temas clave: sanidad, cambio climático, economía, inmigración, educación y reforma judicial.

Entre las personas que compondrán los equipos hay nombres clave en ambos sectores del partido. Por parte de Sanders, la congresista Alejandra Ocasio-Cortez copresidirá junto al exministro de Exteriores de Obama John Kerry el grupo sobre cambio climático. La congresista Pramila Jayapal, que lidera en esa cámara la propuesta de una sanidad pública universal y gratuita, copresidirá el grupo sobre sanidad, mientras que quien fuera fiscal general durante la administración Obama, Eric Holder, presidirá el equipo de trabajo sobre reforma judicial.

«Debemos general las mejores ideas para crear una agenda que la clase trabajadora de este país necesita desesperadamente y así dirigirnos hacia una sociedad más justa», ha asegurado Sanders en un comunicado, que añade: «Elogio a Joe Biden por trabajar junto con mi equipo de campaña para reunir a un grupo de líderes pensadores y activistas en la unificación del partido en una dirección transformadora y progresista».

Sanders, que sabe que la creación de estos grupos es un primer paso en su empeño en hacer virar el partido hacia postulados cada vez más progresistas, instó al partido a pensar «en grande, actuar con valentía y luchar para cambiar el rumbo de nuestro país».

En cuanto a Biden, ha destacado en un comunicado que «la labor de los grupos de trabajo será esencial para identificar vías para construir en conjunto y seguir progresando. No se trata simplemente de retroceder el reloj a una época anterior a Donald Trump, sino de transformar nuestro país».

El candidato demócrata ha valorado la formación de estos equipos conjuntos con Sanders como medida para cohesionar a los demócratas. «Un partido unido», asegura, «es clave para derrotar a Trump en noviembre y dirigir nuestro país en medio de esta crisis sin precedentes. En tanto que trabajemos por un objetivo compartido, es especialmente crítico que no perdamos de vista las cuestiones urgentes que están afrontando los estadounidenses».

La alianza de conveniencia empieza a dar sus primeros resultados palpables. Biden necesita a Sanders para disputarle a Trump la presidencia en noviembre con un partido cohesionado y con los votos del sector izquierdista del partido, los fieles a Sanders, mientras que éste, derrotado en las primarias, ha de contar con Biden si quiere aplicar el peso de los delegados obtenidos en las primarias para forzar al partido hacia propuestas de izquierda, sobre todo en cuanto a la sanidad pública universal, la reforma del sistema productivo, de consumo y energético hacia un modelo sostenible, temas migratorios y avanzar hacia una educación pública que no implique la elevadísima deuda por estudios que tiene el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *