Califica Venezuela de falsas acusaciones de EE.UU. sobre nexos con narcotráfico

Autoridades bolivarianas calificaron como totalmente falsas las aseveraciones de que la cocaína encontrada a bordo de un navío togolés fueron cargadas en aguas venezolanas

El gobierno bolivariano desmintió falsas acusaciones de EE.UU., que busca mostrar a Venezuela como un narco Estado.
El gobierno bolivariano desmintió falsas acusaciones de EE.UU., que busca mostrar a Venezuela como un narco Estado.

El gobierno de Venezuela desmintió falsas acusaciones de Estados Unidos sobre supuestos nexos del país sudamericano con un cargamento de drogas incautado por las autoridades españolas a bordo de un buque con bandera de Togo.

A través de la red social Twitter, el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol, denunció que Washington insiste en crear falsos positivos, ‘en su afán de querer mostrar a Venezuela como un narco Estado’.

En tal sentido, el titular calificó como totalmente falsas las aseveraciones de que las cuatro toneladas de cocaína a bordo del navío togolés Karar fueron cargadas en aguas venezolanas.

Reverol alegó que la falsedad de esas acusaciones se evidencia en los sistemas automáticos de identificación de los programas satelitales de posicionamiento global Marine Traffic y Fleetmon, ‘sistemas confiables, de uso obligatorio y no modificables’, aseveró.

De acuerdo con la información suministrada por esos mecanismos de localización, el buque Karar salió de Panamá el 28 de marzo con un reporte de destino a España.

El ministro agregó que los datos aportados por los programas verifican que la embarcación transitó frente a las costas de Colombia, pero nunca atravesó aguas territoriales de Venezuela; ‘llama la atención que el buque pasó entre Puerto Rico y República Dominicana sin ser detectado’, agregó.

‘Aquí se demuestra claramente que ese buque cargó droga colombiana en aguas colombianas y transitó impunemente por aguas de varios países aliados de EE.UU. en su supuesta lucha contra las drogas’, escribió a su vez el canciller Jorge Arreaza en la red social Twitter.

A inicios de abril la administración estadounidense de Donald Trump ordenó incrementar la presencia de efectivos militares en la región latinoamericana, especialmente el Caribe oriental -teatro de operaciones en una posible agresión contra Venezuela-, bajo el pretexto de reforzar la lucha contra el narcotráfico.

Las maniobras agresivas de Estados Unidos siguieron a las infundadas acusaciones contra la persona del mandatario venezolano Nicolás Maduro y otros altos dirigentes de la nación sudamericana, en forma de cargos por supuestos delitos de tráfico de drogas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *