Comercio electrónico buscará dinamizar los procesos económicos

Ello trascendió en el programa Mesa Redonda, en el que comparecieron los ministros de Comunicaciones e Industrias

Los ministros de Comunicaciones e Industrias intervinieron este miércoles en el programa televisivo Mesa Redonda. (Foto: PresidenciaCuba)
Los ministros de Comunicaciones e Industrias intervinieron este miércoles en el programa televisivo Mesa Redonda. (Foto: PresidenciaCuba)

El Ministerio cubano de Comunicaciones trabaja en cuatro áreas estratégicas, entre ellas la potenciación del comercio electrónico, de cara a transformar y dinamizar los procesos económicos, informó su titular Jorge Luis Perdomo.

Todas estas medidas que se llevan adelante son indispensables para el desarrollo socio-económico del país, al constituir el sector de las Tecnologías de la Informática y las Comunicaciones( TICs), un sector transversal y que dinamiza los procesos, ahorra tiempo y eleva la eficiencia empresarial, explicó en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda.

Una de las medidas es establecer pagos electrónicos a la cuentas del presupuesto del Estado, que incluye impuestos y pagos de trámites.

Establecer la validez de los documentos electrónicos de las operaciones de cobros y pagos, priorizar los contratos y facturas digitales, los comprobantes de pago, así como implementar como un servicio la firma digital y los certificados de seguridad necesarios para la legitimidad de los procesos de comercio electrónico en el país.

En su intervención, Perdomo explicó que otras de las medidas para impulsar el comercio electrónico es ampliar las capacidades de infraestructura, seguridad y desarrollo de las plataformas tecnológicas Transfermovil y Enzona, como medios de pago por esa vía.

A esto se suma implementar los cobros y pagos en las plataformas nacionales de internet, TODUS; APKLIS y PICTA; para comercializar servicios, aplicaciones y audiovisuales, entre las más significativas.

Otra de las estrategias priorizadas del sector de las telecomunicaciones es la transición de la televisión analógica a la digital y el desarrollo de la banda ancha, liberando la de 700 MHz del espectro radioelectrónico que abarca varios canales y utilizar esas frecuencias para el desarrollo, con menor costo de inversión de los servicios de banda ancha inalámbrica de 4G.

El funcionario resaltó además como medidas la incentivación de la industria informática nacional, mediante la puesta en operación de las empresas de Parques científicos- tecnológicos de las TIC de las occidentales provincias de La Habana y Matanzas.

También se habilitará la posibilidad de que las formas no estatales de gestión puedan realizar operaciones de exportación de servicios a través de empresas de comercio exterior como Desoft, Softel y Solintel.

Completan las medidas el tema de la ciberseguridad, como garantía de todos los procesos de informatización, explicó el funcionario. En este caso se fortalecerá este principio y se trabaja por culminar el proceso de aprobación de las normas jurídicas sobre la política sectorial de las TICs y el uso del espectro radioelectrónico.

Para el ministro, con las medidas se trata de transformar y dinamizar los procesos económicos, incorporando actores y nuevas posibilidades de aportar al país y que las personas que trabajan con su talento puedan tener su proyecto de vida, asociado al desarrollo de la nación.

Industria cubana defiende producciones nacionales

El ministro de Industria de Cuba (Mindus), Eloy Álvarez, dijo que este sector tiene entre sus principios fundamentales, defender la producción nacional, sin importar nada.

Al comparecer en el programa radiotelevisivo Mesa Redonda, para explicar la nueva estrategia de desarrollo económico y social, el titular del Mindus, mencionó entre las directivas principales, lograr la complementariedad de los diferentes actores y aprovechar los encadenamientos productivos, para una mayor autonomía de la gestión empresarial.

Álvarez resaltó que el enfrentamiento a la Covid-19 aportó retos y aprendizajes al sector, que tuvo que buscar soluciones mediante la innovación.

Destacó entre las medidas concebidas para implementar la estrategia diseñada, satisfacer la demanda de los diversos sectores económicos con productos competitivos.

El funcionario concedió gran importancia a la sustitución de importaciones y los encadenamientos con otros sectores de la economía.

Al respecto, precisó que se identificaron 500 renglones en la industria para su producción y de todo lo que se puede hacer en el país.

El ministro ejemplificó acerca de los sectores con los que la industria ha avanzado en sus vínculos, el turismo y la agroindustria azucarera, con el diseño de nuevos productos y servicios, en el caso del primero, y en la producción de cosechadoras y máquinas de riego, referente al segundo.

También resaltó la trascendencia de potenciar los nexos de trabajo con los Grupo Azucarero Azcuba y sus centros de investigación.

Igualmente, destacó la necesidad de aumentar la recuperación de materias primas, fuente de sustitución de importaciones, elevar los encadenamientos de la actividad de reciclaje con otros sectores y potenciar la participación de la población en esa esfera.

Álvarez refirió entre las prioridades alcanzar mayor integración nacional en los productos, lo que permite disminuir costos, así como sustituir importaciones y potenciar los vínculos con universidades y centros de investigación para elevar la capacidad industrial del país.

Precisó al respecto que se cuenta con 200 proyectos industriales en los que participan unas 19 universidades.

El sector tiene que desarrollarse con la investigación y la innovación, teniendo en cuenta las tendencias del desarrollo tecnológico mundial, y en este sentido refirió entre las novedades la creación, en la esfera de industria electrónica, de un centro que permitirá el desarrollo de productos en pequeña escala.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *