Cuba: Batalla contra la COVID-19 prosigue sin descanso

En una semana donde la cifra de casos ha seguido siendo alta en comparación con otras fechas, Cuba continúa su batalla a la COVID-19, sin descanso y desde todos sus frentes

El ministro de Salud apuntó que se mantienen abiertos 11 eventos de transmisión local de la enfermedad. (Foto: Estudios Revolución)
El ministro de Salud apuntó que se mantienen abiertos 11 eventos de transmisión local de la enfermedad. (Foto: Estudios Revolución)

El gobierno cubano volvió a evaluar la situación de la epidemia de la COVID-19 en el territorio nacional, al concluir una semana en la cual se ha mantenido elevado el número de casos confirmados, con un repunte el lunes pasado de 93 positivos, que evidenció el nuevo brote de la enfermedad, fundamentalmente en La Habana y Artemisa, territorios que en los últimos quince días reportaron 407 y 120 casos, respectivamente.

Bajo la conducción a través de videoconferencia del Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz — quien se encontraba en Matanzas en un recorrido-— el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno analizó temas vitales como las capacidades de los centros de aislamiento, donde se incrementa la cantidad de personas, así como el aumento en el número de pruebas PCR, que este viernes alcanzó la cifra de 4 603; de ellas 3 627 corresponden a La Habana: la mayor realizada en la capital.

Hoy en el país se encuentran ingresadas para la atención y vigilancia, 6 221 pacientes. En ese total están incluidos los 4 107 contactos y 570 viajeros, recluidos en centros de aislamiento instituidos para su cuidado y seguimiento. En Cuba se mantienen 634 personas confirmadas con la enfermedad, con lo cual se arribó a 3 292 diagnosticadas con la COVID-19, desde el 11 de marzo cuando se anunciaron los primeros casos.

Esas cifras fueron actualizadas este sábado en el Palacio de la Revolución por el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, en la reunión gubernamental que también contó con la presencia del vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa.

En su presentación habitual, el Ministro apuntó además que se mantienen abiertos 11 eventos de transmisión local de la enfermedad: tres en Artemisa; uno en Villa Clara; y siete en La Habana, luego de darse por concluido el que se había generado en la Unidad de Policía de Tarará, perteneciente al municipio de Habana del Este.

Precisamente sobre la capital — donde se confirmaron en la última jornada 54 casos autóctonos, que suman un total de 1 846 desde el inicio de la epidemia— el gobernador Reinaldo García Zapata precisó que en el último evento abierto esta semana en la ciudad, específicamente en Puentes Grandes, municipio Plaza de la Revolución, con un acumulado de 17 enfermos, “se ha actuado con oportunidad, las muestras PCR de las 177 personas que había que estudiar están en el laboratorio y este domingo debemos tener los resultados”.

En La Habana, aseguró García Zapata, se están ampliando las posibilidades de estudio en los laboratorios, las que en un primer momento suman ya 800 capacidades diarias más a analizar.

Desde Artemisa, por otro lado, el gobernador Ricardo Concepción Rodríguez  siguió confirmando la estabilidad en los eventos abiertos en el centro urbano de Bauta, que ya suma 25 días en cuarentena, y en el de Baracoa, con 22 jornadas en esa misma condición. La preocupación continúa centrada en el Mariel, donde queda un grupo de pruebas de diagnóstico por procesar que, aunque no son del núcleo central del evento, pueden estar confirmando nuevos casos por el nivel de positividad en esa zona occidental del país.      

En Holguín, que hacía más de 90 días no reportaba casos, el gobernador de la provincia, Julio César Estupiñán Rodríguez, aclaró que el positivo confirmado el 11 de agosto corresponde a una persona que estuvo en el municipio artemiseño de Caimito durante diez días y regresó con síntomas de la COVID-19 al territorio holguinero. Por este hecho se encuentran 39 pacientes en condición de aislamiento, que tienen su prueba PCR hecha y en las próximas horas deben estar los resultados.

Finalmente desde las provincias de Santiago de Cuba, donde hace más de cien días no se reportan casos, y de Guantánamo, uno de los territorios de menor tasa de incidencia con solo 17 positivos, se conoció sobre el transcurso por la tercera fase de la etapa de recuperación y las medidas para que el rebrote del occidente no llegue a sus fronteras.

En una semana donde el número de casos ha seguido siendo alto en comparación con otras fechas—lunes, 93; martes, 47; miércoles, 34; jueves, 46; y viernes, 56 — Cuba continúa su batalla a la COVID-19 sin descanso y desde todos sus frentes. Hasta la fecha se ha tenido que lamentar la muerte de 88 personas. Mientras, se ha salvado la vida de 2 568, el 78,1% de quienes padecieron la enfermedad. En el medio de un repunte de la epidemia, la Isla no baja la guardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *