Cuba, blanco de falsas noticias desde EE.UU.

La isla consideró que se trata de una cuestión grave, la cual es parte de un problema más profundo, anterior a la pandemia y con diversas manifestaciones

El diplomático cubano expuso que la libertad religiosa es uno de los ámbitos en los que la mayor de las Antillas es agredida con noticias falsas. (Foto: PL)
El diplomático cubano expuso que la libertad religiosa es uno de los ámbitos en los que la mayor de las Antillas es agredida con noticias falsas. (Foto: PL)

Cuba denunció este viernes en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que es blanco del ataque con incontables falsas noticias desde Estados Unidos, cuyo gobierno apela a este método como un instrumento de desestabilización.

Nuestro país a diario está sometido a avalanchas de este tipo de informaciones, divulgadas por plataformas digitales que radican y disponen de financiamiento federal en otro país’, advirtió aquí el diplomático Jairo Rodríguez al intervenir en un diálogo interactivo sobre libertad de expresión.

A propósito del tema de las falsas noticias en el actual escenario de la COVID-19, abordado por el relator especial David Kaye, el representante de la isla consideró que se trata de una cuestión grave, la cual es parte de un problema más profundo, anterior a la pandemia y con diversas manifestaciones.

Una de las más preocupantes es su empleo con fines geopolíticos y de ataque a determinados Estados, señaló en el foro enmarcado en la 44 sesión ordinaria del Consejo, prevista del 30 de junio hasta el 17 de julio.

De acuerdo con Rodríguez, en un análisis de este complejo tema resultaría útil una visión más abarcadora, que incluya los límites y las responsabilidades en el ejercicio de la libertad de expresión.

El diplomático cubano expuso que dentro de los tantos ámbitos en los que la mayor de las Antillas es agredida con noticias falsas está el de la libertad religiosa.

‘Resulta inadmisible que la misma sea empleada por algunos Estados como pretexto para atacar a otros y para promover la violación de las leyes nacionales’, precisó en el Consejo de Derechos Humanos.

Rodríguez expresó el repudio de Cuba a las acciones del gobierno de Estados Unidos de intentar utilizar al sector religioso y fraternal para impulsar su agenda anticubana.

Parte de esa cruzada es la elaboración de una llamada lista especial de vigilancia, la cual rechazamos y no reconocemos, sentenció.

El representante de la isla aseveró que en su país el funcionamiento de las diferentes denominaciones religiosas y asociaciones fraternales se desarrolla en total normalidad y con las mejores relaciones con el Estado, del que están separadas, al tratarse de un Estado laico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *