Cuba: Conservar nuestra memoria histórica y hacerla visible

El Presidente de la República y el Primer Ministro pasaron revista al Programa de Memoria Histórica, una de las actividades que se chequea periódicamente desde el Gobierno

cuba, minint, memoria historica
El mandatario reconoció la cultura de trabajo del Minint, que fue de los primeros en preocuparse por conservar su historia. (Foto: Estudios Revolución)

Luego del impase provocado por la epidemia de la COVID-19, que cambió la agenda de trabajo del Gobierno cubano, el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, retomaron esta semana el chequeo del Programa de Memoria Histórica, una de las actividades a la que la dirección del país da seguimiento periódicamente desde el Palacio de la Revolución.

Al presentarse en esta oportunidad la labor que realiza el Ministerio del Interior en la preservación de su amplio patrimonio histórico, el Jefe de Estado reconoció la cultura de trabajo de ese Organismo que fue, dijo, de los primeros que se preocupó por conservar su historia y de los que hay que aprender para seguir construyendo esas buenas prácticas.

El Ministerio del Interior, valoró Díaz-Canel, ha encontrado fórmulas novedosas para brindar públicamente todo ese valor patrimonial. En tal sentido, puso de ejemplo el Memorial de la Denuncia, un museo totalmente interactivo, donde los jóvenes y la población cubana en general pueden apreciar parte de ese patrimonio de manera atractiva; así como todo lo que se ha hecho durante años en series y programas de televisión, basados precisamente en la documentación conservada por el Ministerio del Interior, con un alto nivel de teleaudiencia.

No es solo conservar, no es solo preservar, apuntó el Presidente de la República, no es solo incluso utilizar ese patrimonio en los trabajos más relacionados con la memoria histórica de Cuba, sino también cómo lo hacemos más visible a la población, más atractivo e interactivo.

Según se afirmó en la reunión, los principales expedientes trabajados por los órganos operativos han aportado información para guiones de la serie policiaca Tras La Huella y la filmación de numerosas películas. Entre los nombres más emblemáticos de esos programas televisivos, asentados en los archivos del MININT, están “En Silencio ha tenido que ser”; “Julito, el pescador”; “Su propia guerra” y “Lucha contra bandidos”.

Además cuentan con materiales audiovisuales inéditos de alto valor histórico y patrimonial, sobre acontecimientos trascendentales para la nación, como fueron – por solo citar dos ejemplos- los sucesos de Tarará, en enero de1992; o del 5 de agosto de 1994, en el malecón de La Habana. También en sus archivos están controlados más de 158 000 documentos, el 56% de ellos ya digitalizado.

Al hacer una valoración del trabajo desplegado por el Ministerio del Interior en la preservación de la Memoria Histórica, Marta Ferriol Marchena, directora del Sistema Nacional de Gestión Documental y Archivo del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, consideró que “se aprecian avances en la garantía y salvaguarda del patrimonio en todo tipo de soporte, organización, digitalización y sobre todo en el uso de las fuentes documentales en consultas y referencias para la realización de audiovisuales y publicaciones, lo que constituye un ejemplo para otros organismos de la Administración Central del Estado”.  

Sobre estos temas, Yoel Cordoví Núñez, presidente del Instituto de Historia de Cuba, apuntó que es imposible hacer la historia de la Revolución, e incluso la de antes del año 1959, si consultar la documentación que ha recopilado el Ministerio del Interior.

Es una fuente inagotable y bien organizada, opinó el investigador. “Es muy bueno que los historiadores podamos acceder a ella, que los estudiantes, los profesores y los maestros puedan hacerlo también”, dijo.

Hemos presenciado, argumentó, programas televisivos que se vienen realizando, no de ahora, sino desde tiempo antes, con mucho rigor histórico. “El impacto social que han tenido todas esas series, basadas precisamente en este patrimonio, ha sido realmente esencial, no solo en generaciones mayores, sobre todo en la juventud”, acotó.

En esta sesión y mediante videoconferencia, el gobernador de Pinar del Río, Rubén Ramos Moreno, también rindió cuenta a la dirección del país sobre el trabajo de la Comisión Histórica en la occidental provincia, el que se consideró en avances y con importantes resultados.

El Archivo Histórico Provincial cuenta con 47 fondos documentales. De ellos, cerca de un 75% se encuentra en buen estado de conservación; ninguno está actualmente en malas condiciones.

Ramos Moreno puntualizó que en la Biblioteca Provincial atesoran un fondo bibliográfico de 434 títulos en el departamento de Fondos Raros y Valiosos. Por su parte, en el Centro Provincial de Patrimonio Cultural se incrementaron 188 piezas a los fondos museables. En tanto, el Centro de Documentación e Información Musical, “Argeliers León”, ha logrado aumentar considerablemente sus fondos, que abarcan más de 28 colecciones y fondos personales.

No obstante, Ramos Moreno reconoció los problemas que aún entorpecen el trabajo de la conservación en la provincia, como la obsolescencia de tecnologías y la falta de recursos para digitalizar; insuficiente mobiliario e insumos destinados a la conservación y la restauración de fondos documentales; escasos medios de protección adecuados para garantizar la salud de los trabajadores; y el mal estado constructivo del inmueble del Archivo Histórico Provincial.  

En el debate fue reconocido el hecho de que la historia provincial de Pinar del Río es una de las de más rigor en todo el país, ello gracias al sistema de archivos y bibliotecas del territorio.

One comment

  1. Cuando hablaran de producir viandas, vegetales, carne y leche. El pueblo quiere escuchar algo diferente, musica para sus oidos y estomago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *