Cuba es ejemplo inspirador en tiempos de pandemia

Danny Glover es una de las personalidades que apoya la campaña impulsada a nivel mundial para otorgar el Premio Nobel de la Paz a los profesionales cubanos de la salud que integran el Contingente Henry Reeve

cuba, medicos cubanos, contingente henry reeve, premio nobel de la paz, covid-19, pandemia mundial, coronavirus
El embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas fue el interlocutor de Glover en la webinar. (Foto: Bill Hackwell)

La campaña en Estados Unidos por el Premio Nobel para el contingente de médicos cubanos Henry Reeve se suma hoy al esfuerzo mundial que reconoce el ejemplo inspirador de la isla caribeña en tiempos de pandemia.

‘Esperamos que el ejemplo de Cuba inspire a los que estamos en otros países a promover políticas y acciones más compasivas y generosas no sólo en la lucha contra las pandemias sino también en la construcción de un mundo más justo, pacífico y verde’, expresa la declaración del objetivo de la campaña lanzada en Washington oficialmente.

Prominentes intelectuales, artistas, políticos y ciudadanos comunes de todo el mundo reconocen la destacada contribución de ese contingente a la salud y la vida, entre ellos el destacado actor y activista Danny Glover.

Durante una conversación web (webinar) efectuada anoche, el protagonista de películas como el Color Púrpura y el incansable luchador por la libertad de los Cinco antiterroristas cubanos, afirmó que la solidaridad construida por el internacionalismo de la nación antillana ‘es el tipo de expresión necesaria en comunidades de todas partes’.

Glover recordó la Campaña de Alfabetización emprendida tras el triunfo de la Revolución cubana el 1 de enero de 1959, así como el desarrollo de otros programas educativos que contribuyeron también a una revolución cultural en la isla, lo cual permitió la formación de recursos humanos.

También resaltó el papel de la Escuela Latinoamericana de Medicina, de la que han egresado casi 30 mil jóvenes de más de un centenar de países, entre ellos alrededor de 200 estadounidenses.

El embajador de Cuba en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, interlocutor de Glover en la webinar subrayó que su país considera la salud un derecho humano, no una mercancía que se pueda comprar o vender, y por tanto existe la voluntad política del gobierno de brindar ese servicio sin costo alguno.

Al referirse a la colaboración médica cubana a nivel internacional, el diplomático recalcó que ‘somos un pueblo que da, y continuaremos dando salud’.

Ambos coincidieron en la necesidad de construir un futuro mejor si las naciones trabajan juntas, y Glover remarcó la importancia de que los ciudadanos construyan la solidaridad internacional necesaria para salvar a la humanidad.

Propuesta por primera vez la idea del Nobel para la Henry Reeve por grupos europeos, la campaña en territorio estadounidense seguirá creando un apoyo amplio y diverso entre todos los sectores de la sociedad y tratará de fomentar una mayor atención de los medios de comunicación al programa médico cubano.

En un comunicado, la copresidenta de la campaña Alicia Jrapko, del Comité Internacional Paz, Justicia y Dignidad a los Pueblos, señaló que ‘el esfuerzo heroico de los médicos cubanos en esta pandemia no es sólo la contribución médica que están aportando en muchas partes del mundo, sino también su gran espíritu solidario y amor a la humanidad’.

El Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, que ya envió a 28 brigadas a combatir la pandemia de la Covid-19 en casi una treintena de países, rinde homenaje a quien fuera un soldado estadounidense que luchó por Cuba durante su primera Guerra de Independencia (1868-1878).

Fundada en 2005 por el líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, sus profesionales estuvieron listos para auxiliar al pueblo de Estados Unidos cuando se necesitaban médicos en Luisiana tras el huracán Katrina.

Sin embargo, el gobierno del entonces presidente George W. Bush rechazó el gesto de solidaridad, y partieron rumbo a Pakistán, impactado por un devastador terremoto.

El primer grupo de la Henry Reeve lo formaron mil 500 profesionales de la salud y tras casi 15 años de historia, más de siete mil han enarbolado su bandera.

En 2017, el contingente, poseedor de numerosos lauros internacionales, recibió el Premio Conmemorativo del Dr. Lee Jong-wook para la Salud Pública de la OMS.

Para el renombrado escritor y lingüista Noam Chomsky ‘Cuba es el único país que ha mostrado un genuino internacionalismo durante esta crisis del coronavirus’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *