Cuba rechaza manipulación selectiva dentro del Consejo de Seguridad

Ana Silvia Rodríguez criticó como en ocasiones, en ese organismo se aprecia una injerencia en asuntos fuera de su competencia, en particular en aquellos que conciernen al mandato de la Asamblea General

cuba, onu, consejo de seguridad
Debe cesar la instrumentalización del Consejo de Seguridad como una herramienta de presión política contra Estados soberanos, recalcó Ana Silvia. (Foto: PL)

La representante permanente alterna de Cuba ante Naciones Unidas, Ana Silvia Rodríguez, rechazó este 31 de agosto la manipulación selectiva de los métodos y prácticas del Consejo de Seguridad, en función de agendas políticas y de dominación.

Al intervenir en la presentación del Informe Anual del Consejo de Seguridad, la embajadora criticó como en ocasiones, en ese organismo se aprecia una injerencia en asuntos fuera de su competencia, en particular en aquellos que conciernen al mandato de la Asamblea General.

Igualmente, existe una politización en el examen de varios asuntos sujetos a la consideración del órgano.

Debe cesar la instrumentalización del Consejo de Seguridad como una herramienta de presión política contra Estados soberanos, recalcó.

La embajadora cubana se unió a las voces que demandan un reporte exhaustivo y analítico ante la Asamblea General, el cual permita evaluar las causas e implicaciones de las decisiones del Consejo.

Según recalcó, no necesitamos una mera reseña descriptiva de las reuniones, actividades y decisiones.

Rodríguez expuso algunos ejemplos de omisiones graves en los informes del Consejo, incluida las violaciones de sus propias resoluciones, en particular la 2334, de 2016, sobre los asentamientos ilegales de Israel en territorios palestinos ocupados desde 1967.

Esto sucede, explicó la diplomática cubana, cuando el Gobierno de Tel Aviv consolida impunemente su política de expansión de los asentamientos ilegales en territorio palestino ocupado y amenaza con anexar las áreas del Valle del Jordán y otras zonas de Cisjordania y de Jerusalén Oriental.

La embajadora manifestó que a través del Artículo 24 de la Carta de la ONU, los Estados miembros reconocen que el Consejo de Seguridad, al desempeñar sus funciones, actúa a nombre de ellos y que, por consiguiente, la labor de ese organismo es una responsabilidad colectiva de todos los Estados.

Por tanto, añadió, una mayor transparencia en las labores de ese órgano de 15 integrantes contribuirá a un efectivo ejercicio de dicha responsabilidad colectiva.

La representante cubana reiteró el apoyo de la isla a una reforma integral del Consejo de Seguridad, incluyendo sus métodos de trabajo, para hacer de éste un órgano transparente, democrático y representativo, ajustado a la evolución de las Naciones Unidas y de las relaciones internacionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *