EE.UU. aumenta agresiones contra Cuba

La inclusión de Cuba por EE.UU. en la lista de países que no contribuyen a la lucha antiterrorista fue calificado como un acto deliberado y deshonesto

El cerco económico, recrudecido por la administración Trump, es la mayor expresión de las agresiones.
El cerco económico, recrudecido por la administración Trump, es la mayor expresión de las agresiones.

El recrudecimiento del bloqueo es solo una de las acciones hostiles de Estados Unidos contra Cuba, luego de que Washington aumentara recientemente las agresiones contra la isla, denunció este miércoles un alto funcionario de la cancillería cubana.

El director de Estados Unidos de la cancillería de la nación caribeña, Carlos Fernández de Cossío, señaló que el cerco económico es la mayor expresión de las agresiones y ha costado más de cuatro mil millones de dólares a los cubanos.

Criticó cómo la administración del presidente Donald Trump toma medidas tan extremas como la de intentar impedir la llegada a Cuba del combustible necesario para el funcionamiento del país.

‘Si no ha tenido mayor éxito es por la solidez, por la fortaleza de nuestro país, pero sin lugar a dudas es una decisión extrema que hemos calificado nosotros como no convencional en un período en que no existe una guerra entre los dos países’, subrayó el diplomático.

Fernández de Cossio también repudió la reducción al mínimo por parte del actual ejecutivo estadounidense de los intercambios bilaterales entre ambos Estados en temas como la aplicación y el cumplimiento de la ley, el combate al narcotráfico o el combate al terrorismo.

Además, de acuerdo con el funcionario, Estados Unidos pone la mayor cantidad de obstáculos posibles a intercambios que no dependen del gobierno, como los académicos, culturales, religiosos, deportivos, científico-técnicos y de salud.

Todo esto que afecta a los cubanos residentes en ambos países ocurre curiosamente en un año electoral, comentó.

De igual forma, criticó las dificultades para la adquisición de productos de fabricación estadounidense destinados al enfrentamiento a la pandemia de COVID-19.

Estados Unidos alega que si Cuba solicita una licencia podría hacerse la venta de insumos médicos, pero cuando hay necesidades urgentes como esta, no es posible resolver los problemas mediante procesos comerciales dilatados deliberadamente, apuntó.

Respecto a la campaña impulsada desde la Casa Blanca para denigrar la cooperación médica internacional de la mayor de las Antillas, el diplomático explicó cómo para ellos es inaceptable que Cuba cuente con un sistema de salud vigoroso capaz de prestar servicios a millones de personas en el mundo sobre la base de acuerdos bilaterales y legítimos.

Por otro lado, catalogó la inclusión de Cuba en la lista de países que no contribuyen a la lucha antiterrorista como un acto deliberado y deshonesto, que tiene poco impacto práctico pero sí político.

Es una lista ilegítima sin ningún reconocimiento en foros internacionales, que busca desacreditar a Cuba y presionar a terceros países en sus relaciones con la isla, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *