Empresa Sur del Jíbaro expande la capacitación

A tono con el incremento de fuerza laboral y la modernidad tecnológica, la entidad no descuida la calificación profesional

Actualmente el 34 por ciento de la fuerza laboral de Sur del Jíbaro reporta calificación en más de 13 especialidades.
Actualmente el 34 por ciento de la fuerza laboral de Sur del Jíbaro reporta calificación en más de 13 especialidades.

En los nuevos tiempos que corren, donde producir con eficiencia económica y buen rendimiento agrícola son caminos obligados e, incluso, cuando se aboga por cambiar la matriz de siembra de arroz en virtud de enmarcar ese ciclo entre noviembre y febrero, la calificación de la fuerza técnica y operaria adquiere casi la misma trascendencia de los recursos y la tecnología.

Ejemplo vivo de la modernización que en los últimos tiempos se ha arrimado a las terrazas y el soporte industrial, la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Sur del Jíbaro tiene en el frente de la capacitación una de sus vertientes más estratégicas, que exige expandir en La Sierpe las rutas del aprendizaje y una de las aristas por las que se interesó el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su visita a la entidad en el 2019.

“Hay que cambiar la mentalidad, esta es la empresa del anegador con el tenedor en la mano, la del hombre a caballo, pero también la de una cosechadora de última generación con programas de computación, la que ha cambiado totalmente la tecnología en los molinos de arroz, la que proyecta inversiones de nuevas industrias, incluida una para procesar polvo de moringa y la entidad que se abre a la exportación; todo ese universo de modernidad requiere preparación del personal”, detalló a Escambray Orlando Linares Morell, director general de la EAIG.

El directivo precisó que para Sur del Jíbaro la capacitación tiene que ser constante con vistas a garantizar que la empresa se inserte en nuevas tecnologías y producciones e incursione en nuevos formatos productivos, todo ello exige —acotó— que el personal calificado permanentemente se está recalificando.

“Tenemos aulas de la universidad abiertas en la empresa, hemos logrado graduar varios cursos de nivel superior aquí y actualmente hay matrícula abierta en las especialidades de Agronomía y Contabilidad con más de 80 alumnos, una formación que se asume con profesores de la universidad y de Sur del Jíbaro, e incluye la atención también al politécnico del municipio”, añadió.

El índice de calificación de nuestras fuerzas ha ido en ascenso, sobre todo a partir de la estrategia de traer la universidad a la empresa, señaló Linares Morell. “Hubo un momento en que los alumnos que tenían que ir a estudiar a Sancti Spíritus o a Santa Clara renunciaban a seguir las carreras universitarias, entonces en convenio con la Universidad preparamos los profesores, captamos la matrícula, construimos aulas y ya es normal impartir una carrera en Sur del Jíbaro”, expresó.

Informó Linares Morell que gestionan la preparación de fuerzas en perfiles de la construcción; “tenemos una alta capacidad constructiva, pero carecemos del personal técnico necesario para atender los programas de la vivienda, de modernizar la industria y otros procesos, de manera que el conocimiento deviene herramienta imprescindible a la hora de encontrar respuestas a los desafíos productivos y la sostenibilidad alimentaria que se requiere”.

3 comentarios

  1. Laura: Somos una empresa estatal socialista que prepara a su propio personal, además de producir alimentos y otros productos, es verdad que este año hemos afrotando dificultades en el cumplimiento del plan de arroz por falta del preciado líquido (agua) que depende de la naturaleza y no del hombre, somos un colectivo comprometido donde todos sus trabajadores jugamos un rol importante en cada puesto y luchamos por salir adelante. De ahí nuestra diversificación de productos y servicios, tan importantes es capacitar a nuestra gente como construirles una casa.

    • Pero como Empresa tienen una razon social: Producir Arroz, primero sean eficientes y prosperos en producir arroz y despues sigan produciendo arroz. La construccion y la educacion son la razon social de otros para los cuales ustedes cosechan arroz.
      Lo del agua seria otro tema, tener la presa Zaza a su disposicion y hablar de falta de agua es contradictorio, tal vez hablemos de mal manejo y/o mal aprovechamiento.

  2. Una Empresa Arrocera se debe dedicar a producir arroz. Es -hasta cierto punto- justificable que produzca algun otro grano y tambien algun ganado y asi aprovecha sus areas.
    Pero pregunto: Debe una Empresa Arrocera preocuparse por construir?? o por capacitar personal de nivel superior en agronomia o contable?? No para eso existen las Empresas Constructora y las Universidades o Institutos.
    Al final quieren estar en todas y no produce ni arroz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *