Evalúa presidente cubano preparativos del país ante depresión tropical Eta

El mandatario cubano indicó a las máximas autoridades provinciales observar bien de cerca la evacuación de las personas, sobre todo en las áreas de inundación

El Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno revisó en esta ocasión los preparativos para enfrentar la depresión tropical Eta. Foto: Estudios Revolución.
El Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno revisó en esta ocasión los preparativos para enfrentar la depresión tropical Eta. Foto: Estudios Revolución.

A  no perder el más mínimo tiempo y proteger en primera instancia a la población ante el acercamiento a Cuba de la depresión tropical Eta, convocó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno — que sesiona dos veces por semana para analizar la situación con la COVID-19 — y que en esta oportunidad revisó además los preparativos para enfrentar ese organismo meteorológico en todas las provincias del país.

Mediante videoconferencia y desde el Palacio de la Revolución, el mandatario cubano indicó a las máximas autoridades provinciales observar bien de cerca la evacuación de las personas, sobre todo en las áreas de inundación, las cuales están mapeadas y previstas en los planes de reducción de desastres. De manera particular, se refirió Díaz-Canel a aquellos poblados que están aguas abajo de las presas, ante el peligro de las intensas lluvias que podría ocasionar Eta.

Asimismo, comentó sobre la protección a los animales, las siembras, las casas de cultivos, las viviendas y las instalaciones que podrían sufrir daños con los vientos. Hay que prever, dijo, cómo se distribuyen en cada provincia los recursos para la recuperación. Estos tienen que estar descentralizados, apuntó, por si se corta la comunicación entre los territorios con las inundaciones y después no exista manera de pasar de un lado a otro el equipamiento y las fuerzas.

Luego de conocer las medidas tomadas en el municipio especial Isla de la Juventud y en las provincias de Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, los territorios donde se esperan ocurran las mayores afectaciones, el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, alertó que “las provincias orientales y occidentales no se pueden confiar”.

Lo principal es salvar las vidas, reiteró, y prever todo lo que está establecido en los planes para evitar pérdidas humanas. A la par, acotó, hay que extremar las medidas en las granjas avícolas, los porcinos, y con el ganado vacuno. El Primer Ministro aseveró que el Gobierno seguirá dando un seguimiento oportuno a esa situación meteorológica.

Al respecto de Eta, el director general del Instituto de Meteorología, Celso Pazos Alberdi, explicó que se espera pueda intensificarse y convertirse en una tormenta tropical. Los peligros fundamentales siguen estando en la lluvia, el viento y las inundaciones, advirtió.

Este un sistema desorganizado, destacó el especialista, con un área de nubosidad muy amplia, que prácticamente cubre todo el sur del Caribe occidental. Aunque las mayores precipitaciones se están pronosticando en la región central de Cuba, con acumulados que pudieran estar por encima de los 300 milímetros, las lluvias van a estar presentes durante el sábado, domingo, lunes y quizás hasta el martes en el occidente.

Pazos Alberdi se refirió a las precipitaciones de los últimos días que han sido abundantes y han conllevado a una saturación de los suelos. Por lo tanto, destacó, existe más peligro de inundación con las lluvias intensas.

El director del Insmet señaló además que se esperan vientos de tormenta tropical —de 80 a 100 kilómetros por horas—, también en la región central de Cuba y puede haber rachas superiores.

Igualmente alertó acerca del peligro de las inundaciones costeras, primeramente con el acercamiento a la costa sur y luego por el norte, cuando el organismo meteorológico vaya saliendo del país.

En esta reunión — donde también participó el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa — el Jefe del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, general de división Ramón Pardo Guerra, informó sobre la declaración de la fase de Alerta para Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, así como para el municipio especial Isla de la Juventud. En tanto, se definió la Informativa para Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo. Una atención, en definitiva, para toda Cuba.

RECUPERADOS DE LA COVID-19 SOBREPASAN EL 90%

En la Mayor de las Antillas, 6542 personas contagiadas con la COVID-19 están recuperadas de la enfermedad, cifra que representa el 90,5% del total de infectados desde marzo, según informó el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, en la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno, con sede en el Palacio de la Revolución.

En su segunda sesión de la semana—la primera ocurre los martes—precisó que de los 7228 diagnosticados desde el inicio de la epidemia, se mantienen activos 554; de ellos 550 con una evolución estable. Luego del fallecimiento de una persona este viernes, se reportan 130 muertes por la COVID-19 en el territorio nacional, para una letalidad de 1,80%.

Portal Miranda apuntó que de 8176 muestras PCR estudiadas, se reportaron en esta jornada 44 positivas, 17 con fuente de infección en el extranjero. El resto corresponde a Pinar del Río, con 23 casos, y a Sancti Spíritus, con 4: dos de los territorios más complicados del país.

Precisamente al análisis de esas provincias estuvo dedicada la reunión, donde las autoridades locales rindieron cuenta acerca de las medidas que se siguen aplicando para contener el virus. Al respecto, el Ministro de Salud Pública apuntó que la situación más difícil se continúa presentando en Pinar del Río, que tiene la tasa de incidencia más alta de los últimos quince días en el país: 69,88 positivos por cada 100 mil habitantes. Allí, en ese mismo periodo, se han confirmado 408 casos.

En el territorio vueltabajero están activos cuatro eventos de transmisión, ubicados en los municipios de Sandino, Consolación del Sur, Guane y la ciudad capital. En ellos se acumulan 339 casos positivos. Al propio tiempo, se atienden 33 controles de focos, dispersos en ocho municipios.

Acerca de Sancti Spíritus se conoció que su tasa de incidencia se ubica en 21,68 por cada 100 mil habitantes, con 101 casos en las últimas dos semanas, lo cual hace que la provincia ocupe el tercer lugar en complejidad epidemiológica, luego de Pinar del Río y Ciego de Ávila. En el territorio espirituano permanecen abiertos dos eventos de transmisión de la enfermedad, específicamente en la capital provincial.

Portal Miranda precisó que en el municipio de Sancti Spíritus se cerró un evento de transmisión, correspondiente al aérea Centro. También en la capital de Ciego de Ávila se dio por concluido otro, luego de cumplir el tiempo establecido sin aportar nuevos casos de la COVID-19. Con ello, dijo, suman ocho los eventos activos en todo el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *