Familia deportiva en año atípico

Como en casi todos los sectores, la COVID-19 signó el rumbo del deporte en el 2020

Bajo la rectoría del Centro de Medicina Deportiva, en el 2020 no se reportó ningún caso de COVID-19 en este sector ni focos en los centros deportivos.
Bajo la rectoría del Centro de Medicina Deportiva, en el 2020 no se reportó ningún caso de COVID-19 en este sector ni focos en los centros deportivos.

Desde que el nuevo coronavirus se instaló en tierra cubana y obligó a paralizar no solo las competiciones, sino toda la actividad física, la familia deportiva espirituana buscó alternativas y alianzas para mantenerse activa, aun en medio del “Quédate en casa”.

Y ese empeño lo cumplieron con creces. Lo más notorio es que gracias al cumplimiento de los protocolos sanitarios, bajo la rectoría del Centro de Medicina Deportiva, en el 2020 no se reportó ningún caso en este sector ni focos en los centros deportivos.

Ello a pesar de que decenas de trabajadores apoyaron la batalla contra la pandemia en las llamadas zonas rojas de instalaciones que como la EIDE Lino Salabarría y la Academia de Remos sirvieron por varias semanas como centros de aislamiento.

Otros reforzaron la labor de los trabajadores de la salud en acciones de pesquisaje en la comunidad y una inmensa mayoría se sumó a tareas sociales como la atención a personas vulnerables y la organización de las colas en los centros comerciales.

Fuera de fronteras, los técnicos y profesionales del sector también asumieron la lucha contra la COVID-19, fundamentalmente en Venezuela, donde se concentra la mayor parte de los colaboradores espirituanos.

El reposo deportivo condicionó el cuidado de las instalaciones para evitar su deterioro y así se realizaron trabajos de higienización y mantenimiento en todos los municipios, mientras en la cabecera provincial se emprendió la remodelación integral del estadio José Antonio Huelga y la reparación de buena parte de la EIDE Lino Salabarría, para citar los ejemplos más ilustrativos.

Una nota distintiva en esta etapa fue que Sancti Spíritus acogió los entrenamientos de los integrantes de los equipos nacionales de lucha libre cuando la complejidad de la pandemia en la capital del país obligó a desconcentrar a los atletas de los centros de alto rendimiento.

Para varios atletas, la pandemia no resultó sinónimo de quietud. Nuevas rutinas de preparación se realizaron desde casa bajo el seguimiento de los entrenadores de cada uno de los deportes, con mayor énfasis en el béisbol de cara al único certamen sobreviviente en estos meses: la Serie Nacional.

Una modalidad que cobró fuerza en el 2020 fue la realización de eventos online, estrategia que posibilitó la participación de varios espirituanos en disciplinas como el ajedrez, el kárate y hasta el tiro con arco, algunos con carácter internacional y con resultados notables para atletas del territorio.

Aquí también se inscriben la participación de espirituanos en carreras virtuales como los maratones 10 de Octubre, Marabana y Maracuba y otros desarrollados por iniciativa de algunos municipios.

En el escenario online la provincia logró una mayor visibilidad de su accionar a través de las páginas web de varios municipios, la gestión de sus propios trabajadores y en especial el sitio institucional Yayabo Deportivo.

Sancti Spíritus recibió la notificación de su sexto lugar general nacional en el año 2020 gracias a los saldos integrales en todas las categorías y eventos.

Antes de que irrumpiera el “ingrato aficionado” de la COVID-19, Sancti Spíritus ratificaba su condición de potencia en el tiro con arco al coronarse en el Torneo Élite en marzo pasado. Cuando asomaron sus primeros azotes llegó la buena nueva del titulo nacional del béisbol juvenil, el primero logrado por la provincia en la historia de esos torneos.

El 2020 cerró para Sancti Spíritus con el mejor de los alientos: el desempeño de los Gallos en la Serie Nacional de Béisbol y su clasificación para la fase de cruces.

Nuevos retos ya se instalan para la familia del deporte en el año que recién inicia y que, al parecer, será también atípico; el más importante de ellos es tratar de incluir la mayor cantidad de atletas en la delegación cubana que participará en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *