Hospitales de EE.UU. carecen de todo, admite informe del gobierno

Las instituciones asistenciales se encuentran al límite de su capacidad en medio de una severa escasez de equipos de prueba y protección para el personal médico

estados unidos, donald trump, coronavirus, covid-19, salud publica
El informe sale a la luz días después que se advirtiera que la reserva nacional estratégica del gobierno estaba casi agotada. (Foto: Cubasí)

Contrario a garantías del presidente Donald Trump acerca de que hay suficientes recursos para enfrentar la Covid-19, un informe del gobierno publicado hoy insiste que los hospitales de Estados Unidos carecen de todo, desde ventiladores hasta termómetros.

El reporte señaló que las instituciones asistenciales se encuentran al límite de su capacidad en medio de una severa escasez de equipos de prueba y protección para el personal médico.

Mientras los administradores de los hospitales se ven obligados a lidiar con ‘fuertes incrementos’ en los precios de artículos como máscaras, guantes y protectores faciales, subrayó el informe del inspector general de Salud y Servicios Humanos.

El estudio argumentó que la falta de pruebas obligó a los hospitales a prolongar las estancias de los pacientes, empujándolos a funcionar más allá de sus capacidades, en tanto necesitan, además de los termómetros, desinfectantes, ropa de cama y alimentos, entre otros medios.

Recalcó el informe que los médicos de los Estados Unidos siguen pidiendo ventiladores para la respiración asistida, aunque el gobierno federal limitó la distribución de estos dispositivos vitales para los territorios del país.

La dramática situación hizo prever a los hospitales ‘que la escasez de ventiladores plantearía decisiones difíciles sobre la asignación ética y la responsabilidad’, acotó el documento del gobierno, que se basó en entrevistas realizadas del 23 al 27 de marzo en más de 320 de esas instituciones en 46 estados, el Distrito de Columbia y la colonia Puerto Rico.

Los hallazgos están en línea con las peticiones hechas por los gobernadores y personal de la salud, pero contrastan con las declaraciones de Trump, quien dijo este fin de semana que los administradores de los hospitales se encuentran ‘encantados donde están’.

‘Siempre que se informe de una escasez local, pedimos a los estados que satisfagan inmediatamente la demanda. Y estamos almacenando grandes cantidades en diferentes áreas, en diferentes zonas’, aseguró Trump en una reunión informativa de la Casa Blanca el sábado.

El informe sale a la luz días después que se advirtiera que la reserva nacional estratégica del gobierno estaba casi agotada.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) racionó los respiradores con que cuenta, de forma tal que los entregará solo a los hospitales con pacientes que estarían en riesgo de muerte en 72 horas si no se acoplan a ese equipo.

Ha transcurrido casi un mes desde que la Organización Mundial de la Salud declaró el SARS-Cov-2, causante de la Covid-19, como pandemia. En ese tiempo, el patógeno se propagó en los Estados Unidos, que pasó de tener unos pocos brotes a liderar las estadísticas mundiales con más de 336 mil infecciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *