¿Las colas en Cuba son buenas?

A propósito de la situación que atraviesa la nación por el nuevo coronavirus y un recrudecimiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos, las colas parecen haber llegado para quedarse

11 comentarios

  1. Se aumentaron los salarios de un millón de personas lo que significa más dinero en circulación. Pero la producción de bienes y la importación de otros bienes disminuye de año en año. Consecuencia: Escasez, colas, mercado negro, coleros, etc. En este escenario el problema definitivamente no tiene solución..

  2. Elsa con este comentario metió homerun con las bases llenas.se la comió.es bueno que ahora se vea desacreditada con tal comentario.ahora lo que hace falta que la máxima dirección del país acabe de escuchar los criterios que tiene el pueblo y ponga punto final a las colas,que siempre se pueden buscar alternativas.no es lo mismo decir que no hay a que no quiero dividir para todos porque cuesta trabajo hacer la distribución.chico si no alcanza un paquete de detergente completo pues lo rompo y lo vendo por gramos a cada consumidor.

  3. El Espirituano

    El Espirituano
    Este territorio se ha caracterizado siempre hasta en los momentos más difíciles, aunque el que nos ha estado haciendo vivir el Corona Virus también lo es sin duda alguna. Un abastecimiento dentro de las mejores de país de todo su mercado agrícola, estatales y no estatales. La plaza del mercado el orgullo de todo los que la visitábamos, aunque con precios más altos, podíamos encontrar lo que buscáramos, y que decir de las ferias los Domingo, en cualquier punto del territorio.
    No dudamos que todo nuestro pueblo comprende la situación DIFICILISIMA por la que atravesamos y máxima en esta arrancada a la normalidad en su primera etapa. Pero considero que está faltando una explicación de lo que está ocurriendo en este minuto donde más del 90 % de estos mercados están cerrados o en una oferta casi ¨simbólica¨ Se escuchan diferentes opiniones de las causas pero ninguna oficial. Esperemos que se levante una voz autorizada que nos dé luz sobre este problema.
    Confiamos que como siempre no importa lo difícil que sea no falte la aclaración oportuna.

  4. Desidia Echevarria.

    LO mas triste esque mucha gente no va a hacer colas porque sencillamente no tienen dinero. Mas claro no tienen ni donde caerse muerto

  5. Señora Elsa Ramos, como dice el viejo refrán “callado me veo mejor”, tenia otra opinión de usted como periodista, me imagino que su reportaje sobre las colas sea un chiste de mal gusto, el cual ni usted misma se lo puede creer..

    • Cesar Martínez

      Por favor, si es posible que la prensa ayude a aclarar. Algunas personas andan con el rumor que en el punto de venta de TRD en los Olivos 1, ubicado frente al gobierno provincial, no venderán productos que generen colas porque afecta la armonía del lugar donde está ubicado.
      Gracias

  6. Rafael Cadalso

    Muy querida periodista Elsa. Ante todo soy un fehaciente admirador suyo ya que se ha ganado el respeto de todos los cubanos que en alguna ocasión la han oído porque habla sin pelos en la lengua. Hoy quisiera yo ponerme en su lugar y quitarme esos pelos que siempre quedan en la lengua de quien tiene una opinión diferente. Hoy por vez primera no coincido con usted. No critico su opinión al contrario, la respeto como nadie se imagina porque usted se lo merece. Pero así como la respeto no comparto esa opinión. Las colas están muy lejos de ser sinónimo de abundancia, todo lo contrario son síntomas de escasez, de desesperación, de carencia de lo más elemental. Estamos hablando del pueblo todo desafiando la COVID 19 para hacer la épica y comprar un solo pomo de aceite, o un tubo de pasta dental. No estamos hablando de lujos, estamos hablando de los más elementales productos para el aseo, para la cocina. Como puede verse bien que dos ciudadanos acaben casi yéndose a las manos por un “problema” en la cola. Evidentemente si hay colas es porque queda algo, si, queda bien poco de lo que antes había poco. No es mi objetivo alargar mi comentario. Solo quería compartir mi humilde opinión con usted, mi querida periodista, que ante todo admiro

  7. Dody Paz Carballea

    cuando crees haberlo visto todo llega una periodista comunista a decir que las colas son buenas, na que lo que tienen en la cabeza hay que analizarlo, es peor que el coronavirus

  8. Las colas son la falta de respeto más grande que puede sufrir una persona, siempre son las mismas personas los que cogen los primeros números, todos estamos llenos de necesidades, porque todos SI saben la situación económico y financiera que atraviesa este país, He escuchado con atención como explican que no se puede distribuir por núcleos familiares, pero y entonces cuál es la solución: LA PERSONA QUE APORTA VALORES A ESTA SOCIEDAD NO PUEDE ESTAR EN COLAS, eso también hay que decirlo, escribirlo, se quiere potenciar el comercio electrónico, pero es casi lo mismo o peor, cuando la persona está trabajando no puede estar conectado todo el tiempo a los datos móviles, es obvio, por la responsabilidad que ocupa en su horario de trabajo y porque si no trabaja tampoco puede comprar los datos móviles, entonces que es lo que queda: El dolor y la frustación de ver como personas que se pasan el día sentados en sus portales resuelven su problema y el de uno continua cargado en la espalda.

  9. JOSE RODRIGUEZ

    IDEA DEMENCIAL, decir que las colas son buenas. Las colas son una fuente de contagio del COVID.

  10. José Ramón diaz

    Buenas tardes como todos los días veo la página después de trabajar .vivo en el poblado de guayos .quisiera comentarle sobre las colas .pero nada bueno ya las colas son un negocio siempre son las mismas personas que cojen los productos y no dejan chance a nadie en santi spiritus hay mas control en la venta de la malta que en las colas de mi pueblo hoy dieron 3000 números para aceite y en guayos no hay 3000 núcleos familiares en las tunas lo venden por circunscripción y ha dado muy buen resultado .no se pudiera buscar otras alternativas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *