Los orishas abren los caminos

Dos pinturas de la religión yoruba clasificaron al trinitario Elio Vilva Trujillo como el único cubano en una importante galería de París

Elegguá es una de las piezas de Elio Vilva Trujillo que forma parte de la propuesta de la galería parisina sobre arte contemporáneo. (Foto: Cortesía del entrevistado)
Elegguá es una de las piezas de Elio Vilva Trujillo que forma parte de la propuesta de la galería parisina sobre arte contemporáneo. (Foto: Cortesía del entrevistado)

La seducción autóctona de la cultura afrocubana volvió a erigirse entre lo más atractivo del arte contemporáneo, según criterios europeos. Llega, en esta ocasión, de las manos del trinitario Elio Vilva Trujillo, una vez más con su paso firme en galerías internacionales.

La noticia la ofrece la Maison de ventes aux Enchėres Rossini, una de las casas de subastas más prestigiosas de París, donde tras realizar una rigurosa selección se mostrarán piezas de creadores a la vanguardia en diferentes tendencias y estéticas de las artes plásticas contemporáneas.

En el catálogo la sorpresa es mucho mayor al observar que junto a creadores como Salvador Dalí, Pablo Picasso, Pierre Cornu… aparece Vilva Trujillo, el único cubano en la lista de 93 nombres de trascendencia mundial por décadas.

“Es un sueño, sin soñar por imposible”, dice este cultor de una autenticidad expresiva, con trazos finísimos e ingenuos y originalidad estilística.

Es por ello que el venidero 8 de diciembre en la institución parisina se podrá disfrutar de Elegguá y Changó, ambas pinturas sobre óleo con fecha del 2015 y creadas a partir de la delgada línea que divide las fronteras del arte popular y el culto.

“Que mis obras estén junto a grandes del arte contemporáneo es uno de los mayores alegrones en mi carrera. Sobre todo, si son de mis pintores favoritos como el gran Dalí”, refiere vía Messenger, desde su amada Ciudad Museo del Caribe.

En otras ocasiones este estudioso de la labor de Wifredo Lam ha compartido espacios con reconocidos creadores en galerías internacionales como las de Londres y Nueva York, pero esta vez la sorpresa no le cabe en el pecho.

“Soy el único cubano y eso me da mucha más alegría porque mis deidades representan a nuestro país en un contexto de tanto valor y prestigio para el arte contemporáneo”, concluye.

Y es que, desde su propio estudio en Trinidad, Elio Vilva Trujillo ha integrado otros espacios expositivos y catálogos con Manuel Mendive, Alicia Leal, Zaida del Río, José de Jesús García. También formó parte de los autores escogidos por el Cuban Art Space, de New York por lo que varias de sus pinturas se convirtieron en postales con imágenes de Changó, Obbatalá y Elegguá, que le han dado la vuelta a gran parte del mundo.

One comment

  1. Esta no es una noticia mas, en el super competitivo y elitista mundo de las artes plásticas contemporáneas, que un cubano, desde su ciudad, logre insertar su obra en los circuitos mundiales, al lado de los grandes, es un logro excepcional. Felicidades!!!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *