Más de 500 incendios forestales han ocurrido en Cuba en lo que va de año

Según previsiones del Cuerpo de Guardabosques, unos 300 incendios forestales debieron ocurrir en Cuba del primero de enero al 30 de abril

cuba, incendios forestales, desastres naturales, medio ambiente, guardabosques
Las fuerzas del Cuerpo de Guardabosques están entrenadas y listas para enfrentar los incendios forestales. (Foto: Calixto N. Llanes)

Desde el mes de enero hasta la fecha suman en el país 502 incendios forestales, que provocaron pérdidas en 5.321,63 hectáreas. De ahí que el Cuerpo de Guardabosques insistió en la necesidad de incrementar la percepción del riesgo de estos siniestros por lo que significan, también desde el punto de vista económico.

Aunque ya terminó el período poco lluvioso o sequía de diciembre-abril, continúan los incendios forestales en mayo, cuando comienzan las precipitaciones, solo un mes antes del inicio en junio de la temporada ciclónica.

La provincia de Pinar del Río, en el extremo occidental del país acumuló 90  afectaciones en 709. 30 hectáreas de bosques naturales y protegidos, durante el transcurso de la XXV campaña nacional del Cuerpo de Guardabosques de Cuba, que comenzó en enero pasado y todavía está en plena vigencia.

La institución confirmó a la Agencia Cubana de Noticias que le siguen las provincias de Matanzas y Artemisa, con 72 y 47 afectaciones, en 1488.10 y 82.75 hectáreas, respectivamente,  de acuerdo con cifras preliminares hasta el 25 de mayo pasado.

Con 15 386.16 kilómetros cuadrados de extensión, la provincia de Camagüey, ubicada en el centro de la isla, es la que más territorio ocupa, pero también sus 44 incendios impactaron 1655.65 hectáreas, lo cual la sitúa en el lugar cimero del fenómeno hidrometeorológico, que en abril registró la temperatura más alta de los últimos 70 años.

Sin embargo, llamó la atención igualmente el hecho de que el Municipio Especial  Isla de la Juventud sea escenario de 55 de estos siniestros en sus 2.200 kilómetros cuadrados de superficie, más del doble de La Habana, aunque es el quinto en extensión del archipiélago de las Antillas Mayores.

Según previsiones del Cuerpo de Guardabosques, unos 300 incendios forestales debieron ocurrir en Cuba del primero de enero al 30 de abril, cuando transcurre el período crítico poco lluvioso.

Debían impactar entre 2.500 y 4.000 hectáreas, a partir del cálculo del índice de frecuencia para esa etapa, debido a quemas para varios fines, al tránsito de vehículos sin mata-chispas, a pescadores-cazadores furtivos, a fumadores irresponsables y a transeúntes.

La temporada ciclónica en el área geográfica del océano Atlántico tropical, incluido el Golfo de México y el mar Caribe, comienza el primero de junio y se extiende hasta el 30 de noviembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *