Ministro de Economía de Cuba: El trabajo es la única vía para salir adelante

Alejandro Gil Fernández detalló en la Mesa Redonda la estrategia del país para enfrentar las devastadoras consecuencias de la pandemia

cuba, covid-19, recuperacion post covid-19 en cuba, coronavirus, salud publica, miguel diaz-canel, presidente de la republica de cuba, manuel marrero, economia cubana
El trabajo del pueblo será el que saque adelante la economía del país. (Foto: radiorebelde.cu)

De esta situación vamos a salir con el apoyo de todo nuestro pueblo, de esta situación se sale trabajando todos unidos, es el trabajo la única vía que nos va a sacar adelante y nos va a permitir que la economía se vaya recuperando, a pesar de las dificultades reales que enfrentamos hoy, a pesar del bloqueo que nos sigue asfixiando, a pesar de la COVID-19, reflexionó en el espacio televisivo Mesa Redonda el primer viceministro cubano Alejandro Gil Fernández.

El también Ministro de Economía explicó los grandes impactos en la economía provocados por la pandemia, no solo aquí sino a nivel mundial, con una gran contracción incluso en los países más desarrollados y un gran sufrimiento en las naciones más pobres, con un gran incremento de la pobreza en América Latina.

Además, argumentó que la economía de la isla se encuentra sometida a presiones, han disminuido de forma importante los ingresos en divisa por la ausencia del turismo, se han paralizado las actividades productivas y de servicios y ha disminuido la productividad, con grandes afectaciones tanto en el sector estatal como en el no estatal.

En estas circunstancias también se ha incurrido en un conjunto no despreciable de gastos adicionales en el sistema de salud que no estaban previstos, en los centros de aislamiento, en la alimentación y transportación de todo ese personal. A ello se agregan pérdidas en los ingresos al presupuesto del Estado al disminuirse la actividad productiva y el trabajo por cuenta propia.

Hay un dilema en el mundo entre salud y economía, que aparentemente compiten en esta circunstancia, para nosotros está claro que la salud es la prioridad, primero está la vida de las personas, eso no tiene comparación. La manera más eficiente que tenemos de proteger la economía es protegiendo la salud, no hay contradicción en este sentido, conceptualizó Gil Fernández.

Hoy estamos en mejores condiciones de enfrentar la recuperación de la economía por todo lo que hemos hecho en materia de salud, como bien se dice los gastos de salud son una inversión, argumentó el Ministro.

Y detalló que para la recuperación de la economía se diseñó una estrategia, una hoja de ruta con varios elementos: primero, el ajuste del plan de la economía del 2020 porque la caída de los ingresos fue abrupta, pero lo hicimos con la premisa de no acomodarnos al contexto actual, ninguna de las exportaciones las hemos disminuido en el plan y tenemos que cumplirlas.

Segundo, agregó, cómo hacer el plan del año que viene ante esta incertidumbre, hemos defendido que mientras más incierto es el entorno más hay que planificar los recursos y más hay que prever  para obtener mejor resultado.

No hay vacío en la planificación, afirmó el Primer Viceministro, estamos trabajando el plan del 2021 con premisas nuevas, estamos aprovechando este momento para quitar trabas identificadas, simplificar procesos, flexibilizar la planificación, mejorar la autogestión del sistema empresarial.

Tercero, enumeró, la primera etapa con sus tres fases para la recuperación, que es un trabajo integrado, sin improvisaciones para que el retorno a esa nueva normalidad sea organizado, protegiendo la salud y avanzando en la recuperación.

Y cuarto, la estrategia más amplia para enfrentar la situación prolongada de crisis que va a llevar a rediseñar muchas cuestiones y donde están contenidas un grupo de premisas: el ahorro, generar más ingresos en divisa para el país, utilizar más eficientemente los recursos materiales y financieros en función del desarrollo; defender la exportación; que la producción nacional de alimentos sea la primera prioridad porque las importaciones son bien inciertas y riesgosas, porque hay que tener divisas y los precios van subiendo, porque existen dificultades con la logística internacional , pero lo que está en nuestra tierra se puede gestionar mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *