Políticas de Trump dañan a cubanos y estadounidenses

Un comunicado del Centro para la Democracia en las Américas sostiene que las acciones de Trump contra Cuba no están en contacto con la realidad del país caribeño

El Centro para la Democracia en las Américas tiene su sede en Washington D.C.
El Centro para la Democracia en las Américas tiene su sede en Washington D.C.

Las políticas que sigue hoy el presidente Donald Trump contra Cuba perjudican directamente al pueblo de la isla, los cubanoamericanos, y los viajeros y negocios estadounidenses, considera el Centro para la Democracia en las Américas (CDA).

La directora ejecutiva de esa organización con sede en Washington D.C., Emily Mendrala, manifestó en un comunicado que las acciones del mandatario republicano con relación a la mayor de las Antillas no están en contacto con la realidad del país caribeño.

En esa declaración, emitida con motivo de cumplirse este martes el tercer aniversario del anuncio de Trump de que revertiría el camino de acercamiento bilateral abierto por el expresidente Barack Obama (2009-2017), Mendrala lamentó que el actual gobernante desmantele las políticas iniciadas en la administración previa.

‘Hoy en día, los viajes, el comercio y el compromiso diplomático con Cuba son exponencialmente más difíciles que hace tres años, todo en detrimento de los intereses de Estados Unidos y del pueblo estadounidense. Pero lo más importante, el cambio de política ha sido devastador para las familias cubanas y el pueblo cubano’, sostuvo.

La directora ejecutiva de la CDA señaló que el anuncio realizado por Trump en Miami el 16 de junio de 2017, cuando dijo que revertiría el acercamiento emprendido por Obama, ‘fue el comienzo de tres años de ataques sistemáticos contra el compromiso entre Estados Unidos y Cuba, aparentemente diseñados para obtener aplausos del sur de la Florida’.

‘Supuestamente, las modificaciones de política tenían la intención de privar al gobierno cubano de recursos, pero, en cambio, han dejado una estela de dificultades para el pueblo cubano’, añadió.

Mendrala sostuvo que hoy los cubanos en Estados Unidos no están seguros de si, mañana, podrán mantener a sus seres queridos -padres, hijos, cónyuges- en la isla, debido a una nueva medida que podría detener los flujos de remesas en un momento de gran dificultad económica en Cuba y en medio de una pandemia.

Asimismo, señaló que las restricciones que impiden a las aerolíneas norteamericanas viajar a ciudades fuera de La Habana crean dificultades adicionales para el pueblo cubano y dividen aún más a las familias, al limitar la capacidad de los cubanoamericanos de visitar a sus seres queridos en la nación vecina.

La declaración agregó que el fin de los viajes educativos pueblo a pueblo y los recorridos de cruceros cortó un canal importante para que los estadounidenses vayan a la isla, al tiempo que las medidas de Trump han alejado a los aliados de Estados Unidos y perjudicado a empresas norteamericanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *