Presidente cubano por servicios bancarios más modernos

Díaz-Canel señaló que la política crediticia debe ser pensada de modo que facilite el comercio, la inversión, y una relación más dinámica con los clientes

El presidente cubano consideró que el sistema bancario de la isla es crucial en las prioridades del país. (Foto: Ismael Francisco / Cubadebate)
El presidente cubano consideró que el sistema bancario de la isla es crucial en las prioridades del país. (Foto: Ismael Francisco / Cubadebate)

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de la República, destacó que entre las prioridades del banco en el 2020 avanzar en la informatización de los servicios desde la soberanía tecnológica para lograr una banca más moderna y actualizada, al intervenir en el balance del sistema bancario y financiero cubano, realizado este sábado en La Habana.

Tras escuchar los principales avances registrados en el sector, el mandatario mencionó la necesidad de estudiar y aprender de las experiencias foráneas, y de identificar qué servicios que hoy no existen pueden ser útiles a la sociedad y pensar cómo se pueden implementar.

Insistió en la necesidad de acelerar la informatización de la sociedad para garantizar el gobierno y el comercio electrónico, así como en la importancia de desarrollar plataformas propias que ofrezcan a Cuba mayor autonomía.

Al respecto, informó que ya existe un cajero automático cubano, lo que traerá un mayor desarrollo y soberanía, tan importantes en un sector que ocupa una posición privilegiada dentro de la toma de decisiones en la sociedad.

Hizo un llamado a los profesionales del sector a eliminar las principales trabas que frenan el desarrollo y el aporte de la empresa estatal socialista, y a crear un ambiente propicio para el despliegue de las fuerzas productivas.

Refirió que en el contexto hostil en que se desarrolla el proceso revolucionario cubano, marcado por una sistematización de medidas por parte de la administración norteamericana, el sistema bancario de la Isla es crucial en las prioridades del país: el ejercicio legislativo, el rechazo a las plataformas de dominación, la defensa del país y la batalla económica.

Señaló que la política crediticia debe ser pensada de modo que facilite el comercio, la inversión, y una relación más dinámica con los clientes y que la banca debe apoyar el proceso de ordenamiento monetario.

Díaz-Canel Bermúdez insistió en la importancia de desplegar la labor política e ideológica, contar con reservas de cuadros, y de mantener al sistema bancario y financiero alejado de la corrupción y el delito.

En tal sentido, manifestó la necesidad de un comportamiento ético en todo momento, y convocó a hacer frente al cambio ilegal de divisas, que atenta contra el sistema de medidas económicas implementadas a nivel nacional.

Otros puntos de su intervención fueron la activa participación en las redes sociales, fomentar una cultura que respalde la bancarización de las operaciones, el aprovechamiento del potencial de los jóvenes y el rol de la banca como motor impulsor del desarrollo y del encadenamiento productivo.

No pensemos en nosotros, sino en la gente, en lo que necesita, en lo que molestamos, en lo que no somos suficientes; tratemos de, en vez de buscar explicaciones, dar respuestas, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *