Primer Ministro de Cuba: Con el apoyo de todos frente a la COVID-19, La Habana se recuperará

Manuel Marrero Cruz insistió en la sistematicidad con que se debe continuar trabajando en el país para cortar caminos a la transmisión del nuevo coronavirus, sobre todo en La Habana

cuba, la habana, coronavirus, covid-19, salud publica, manuel marrero
El apoyo de todos los habaneros resulta vital para reducir los casos de la COVID-19, expresó el Primer Ministro. (Foto: Estudios Revolución)

A seguir trabajando con sistematicidad, especialmente en La Habana, para cortar la propagación de la COVID-19, convocó este sábado el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, durante la reunión del Grupo temporal de trabajo del Gobierno, que de manera permanente evalúa el comportamiento de la enfermedad en Cuba.

Al transitar por el primer día del retorno de la capital a la fase de transmisión autóctona limitada, el Primer Ministro reconoció el apoyo de la mayoría de la población capitalina a la implementación de esas medidas.

Este respaldo fue ratificado también por el gobernador Reinaldo García Zapata, quien aseguró que están creadas todas las condiciones para que la provincia cumpla con lo establecido, con el fin de detener la expansión del nuevo coronavirus; y, sobre todo, frenar la dispersión de la enfermedad que existe en el territorio.

El gobernador puntualizó que “se comenzaron a instrumentar todas las medidas que están asociadas a esta fase, o sea, retomando todas las medidas que debemos adoptar, que es todo lo que tiene que ver con limitar las actividades recreativas y de servicios, proponiéndose en ese caso el cierre de las playas y las piscinas, tanto del oeste como del este de la ciudad, los grandes parques recreativos, restaurantes, cafeterías y bares, que solo elaborarán comida para llevar, así como las grandes áreas concentradoras de trabajadores por cuenta propia”.

De igual manera, acotó que “el transporte urbano hoy y mañana va a funcionar hasta las ocho de la noche como se previó, para hacer la evaluación durante el fin de semana del servicio que iniciando la semana debe prestar a los centros de trabajo, con las prioridades que ya están definidas. Se garantizará el transporte al personal imprescindible que irá a los centros de trabajo en esta fase, como se hizo ya con anterioridad, y se implementará la suspensión del transporte urbano”.

También a través de videoconferencia, el gobernador de Artemisa Ricardo Concepción Rodríguez, explicó el comportamiento de los tres eventos de transmisión local abiertos en la provincia: uno en el centro urbano de Bauta; otro en el Consejo Popular Baracoa; y un tercero activo en la Empresa de Construcción y Montaje, perteneciente a la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

El gobernador artemiseño afirmó que se ha logrado una estabilidad en el control de los dos eventos ubicados en el territorio de Bauta; al tiempo que se incrementan las medidas para evitar la transmisión del nuevo coronavirus y continúa el estudio a través de la realización de las muestras PCR, en el caso de la empresa ubicada en el municipio Mariel.

Por otra parte, durante el encuentro rindieron cuenta los Consejos de Defensa de tres territorios del oriente cubano: Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo.

En todos los casos, no se reportan pacientes confirmados de la COVID-19 desde hace más de 90 días y se mantienen las medidas establecidas para el control epidemiológico.

En esas tres provincias, que transitan por la tercera fase de la etapa de recuperación, se aprecia estabilidad en los servicios para la población, en los diversos sectores económicos y productivos; y según confirmaron sus autoridades, las actividades del verano se realizan con normalidad.

En el intercambio, el Ministro de Salud Pública José Angel Portal Miranda ofreció una actualización acerca de la situación del país con respecto al comportamiento de la pandemia, que ha contagiado a más de 19 millones de personas en el mundo -más de diez millones en la región de las Américas- y ha arrebatado la vida a más de 700 mil seres humanos.

Portal Miranda subrayó que, hasta esta jornada, en Cuba permanecían ingresadas para atención y vigilancia epidemiológica 3 mil 268 personas en hospitales, centros para sospechosos de menor riesgo y centros de aislamiento.

Hasta este sábado se encontraban hospitalizados 356 pacientes confirmados de la COVID-19; mientras en los últimos quince días se mantienen Artemisa y La Habana como los territorios con las mayores tasas de incidencia de casos positivos por cada cien mil habitantes.

El Titular de Salud Pública explicó además la situación de los diez eventos de transmisión local abiertos en el país.

Señaló que “hay tres eventos activos en la provincia de Artemisa, seis en La Habana, y se abre uno nuevo en el municipio de Camajuaní, en la provincia de Villa Clara, con medidas de cuarentena, que hasta este sábado acumulaba nueve casos confirmados”.

Al resumir la reunión de trabajo, el Primer Ministro Manuel Marrero cruz compartió opiniones ofrecidas por la población que demuestran el apoyo mayoritario del pueblo a la decisión adoptada por el Grupo temporal de trabajo del Gobierno de que La Habana regrese a la fase de transmisión autóctona limitada, debido a su actual situación epidemiológica.

Al referirse a los casos confirmados de la COVID-19 con fuente de infección en el extranjero, entre ellos, los viajeros que han ingresado al país en vuelos humanitarios y los colaboradores de la salud, el Primer Ministro confirmó que estos casos positivos no constituyen ningún riesgo para el país, pues al llegar a la capital se le aplican a la totalidad de esas personas los protocolos establecidos, se le realizan las pruebas PCR y se trasladan a un centro de aislamiento. Marrero Cruz puntualizó que entre las últimas medidas adoptadas se decidió que todo el que arribe al territorio nacional esperará su tiempo de cuarentena en la capital del país.

Al retomar el tema referido a la situación de La Habana, el Primer Ministro expresó la confianza del gobierno en que con el apoyo de todos sus habitantes este escenario se transformará y se podrá nuevamente avanzar en la etapa de recuperación.

“Estamos convencidos de que con el apoyo de todos los habaneros se irán reduciendo los casos de COVID-19, y podremos lograr en un tiempo corto restablecer la fase uno de la etapa de recuperación, y después seguir avanzando hasta que logremos terminar con esta difícil y compleja enfermedad”, concluyó Manuel Marrero Cruz.

Desde este sábado La Habana transita por un nuevo escenario en su combate a la COVID-19, al regresar a la fase de transmisión autóctona limitada.

Este necesario retroceso en su camino hacia la recuperación, deberá servir para que los capitalinos destierren la irresponsabilidad y movilicen mucho más la conciencia popular, para que, en esta lucha frente a la peligrosa enfermedad, “echen el extra, a lo cubano”, como pedía en las últimas horas el Presidente Díaz-Canel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *