Recuerdan en Cuba a Alicia Alonso a 100 años de su natalicio

A través de un mensaje en su cuenta en Twitter, Díaz-Canel expresó que la destacada bailarina perdura en la memoria del pueblo cubano

cuba, ballet nacional de cuba, alicia alonso, cultura, miguel diaz-canel
Alicia, figura imprescindible de la cultura en la nación. (Foto: ACN)

A 100 años del nacimiento de la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, el Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel, recordó este 21 de diciembre a esa figura imprescindible de la cultura en la nación.

A través de un mensaje en su cuenta en Twitter, Díaz-Canel expresó que la destacada bailarina perdura en la memoria del pueblo cubano.

«En el centenario de Alicia se le recuerda porque tenemos memoria. #CubaViva», dijo el mandatario en la referida red social, y acompañó sus palabras de un artículo del diario Granma sobre la vida de la bailarina, nacida en La Habana el 21 de diciembre de 1920.

También el ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, resaltó la fecha en Twitter, describiendo a Alicia como excelsa y sencilla, cubana y universal.

Expresó que la bailarina, quien falleció en esta capital el 17 de octubre de 2019, continúa acompañándonos, pues supo conquistar, además de los escenarios, el corazón del pueblo.

Como muestra de ello, el referido artículo de Granma refleja la trayectoria de Alicia, artista que hoy se reconoce como una de las grandes personalidades danzarias del siglo XX.

A sus inicios en el mundo del arte, en la escena cubana la danza estaba ausente, y Alicia tuvo que abrirse paso en el Ballet Theatre, de Nueva York.

Su talento, dominio técnico, vocación, expresividad y lenguaje autónomo le permitieron destacar en ese entorno, a pesar, incluso, de sus retinas lastimadas, detalla Granma.

Explica, además, cómo el compromiso de Alicia y Fernando Alonso, su afán de abrir horizontes hacia otras formas de creación artística y de incorporar rasgos de cubanía a los códigos internacionales del ballet, los impulsaron a fundar, en condiciones muy adversas, la compañía Alicia Alonso.

Con una escasa subvención por la dictadura de Fulgencio Batista, el conjunto ofrecía funciones en Cuba y fue forjando un vínculo con el pueblo, que se fortaleció cuando el gobierno retirara su presupuesto, y la Federación Estudiantil Universitaria convocara a la compañía a una representación pública en su estadio.  

Luego del triunfo de la Revolución (1959), y con el apoyo de Fidel Castro, comenzó a implementarse un diseño novedoso de desarrollo del ballet, que articulaba la formación de la compañía de Alicia, un sistema de enseñanza y una activa gestión del público más allá de los espacios de las instalaciones teatrales tradicionales.

En Cuba el ballet dejó de ser arte de minoría en gran medida por el trabajo y talento de Alicia Alonso, de ahí su inmensa contribución a la cultura nacional, concluye el texto.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *