Reparan instalaciones en la Feria Agropecuaria espirituana

Entre las acciones se incluyen la puesta en marcha de un nuevo mercado, una minifábrica de helados y de otros locales destinados a los servicios comerciales

Las acciones comprenden la reparación y pintura de algunos locales. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
Las acciones comprenden la reparación y pintura de algunos locales. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Luego de varios meses sin sus habituales actividades, tras la suspensión de las ferias agropecuarias los domingos y la paralización de eventos masivos como el rodeo, a causa de la COVID-19, en la Feria Agropecuaria Delio Luna Echemendía se acomete un programa de remozamiento de sus instalaciones en saludo al aniversario 62 del triunfo de la Revolución y la liberación de Sancti Spíritus, el próximo 23 de diciembre.

Las acciones comprenden la reparación y pintura de algunos locales, entre ellos el que antiguamente funcionaba como tienda de merma, que ahora pasará a ser un mercado de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro; también se lleva a cabo la remodelación de pabellones expositivos, que estaban subutilizados, para prestar nuevos servicios a la población.

En declaraciones a Escambray, Arnaldo Posada Méndez, director de la instalación, dijo que como parte del programa de reanimación está el propósito de dignificar espacios en aras de devolverle el confort y lucidez a los inmuebles que durante años estuvieron sin los requerimientos establecidos, tales como el restaurante, el ranchón Rodeo y algunas taquillas.

Actualmente —acotó Posada Méndez— estamos recuperando dos habitaciones que se encontraban fuera de orden, con el apoyo de Aldaba, entidad que intervino también en uno de los antiguos pabellones de la feria para convertirlo en una minifábrica de helados y trabaja, además, en un proyecto de recuperación de la plaza de baile y sus alrededores, donde se prevé, cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan, desarrollar actividades culturales para el disfrute de los espirituanos.

No obstante, a partir de que la provincia entró en la tercera fase de la recuperación, la Feria Agropecuaria poco a poco ha ido incrementando su funcionalidad, sobre todo en los servicios gastronómicos y del comercio, lo que, sin duda, le devuelve paulatinamente la utilidad a ese espacio, considerado por muchos como el centro recreativo por excelencia en la ciudad del Yayabo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *