Responsable gobierno de EE.UU. por cierre del servicio de remesas a Cuba

La mayoría de los emigrados cubanos en EE.UU. apoyan la existencia de vínculos estables con sus familias, sin embargo el Gobierno de ese país actúa deliberadamente para perjudicar esos lazos

Los 407 puntos de pago de Western Union en Cuba cerrarán a causa de las nuevas medidas de la Administración Trump. (Foto: Cubadebate)
Los 407 puntos de pago de Western Union en Cuba cerrarán a causa de las nuevas medidas de la Administración Trump. (Foto: Cubadebate)

Las recientes medidas del gobierno de Estados Unidos para impedir las remesas a Cuba a través de compañías estadounidenses o de la isla perjudican directamente al pueblo cubano y sus familias del país norteño.

Una nota de prensa de la financiera cubana Fincimex rechaza el impacto por la inclusión de dicha empresa en la lista de entidades restringidas por el Departamento de Estado como parte de la escalada de Washington contra la mayor de las Antillas.

Asimismo denuncia las recientes modificaciones anunciadas por el Departamento del Tesoro a las regulaciones para el control de activos cubanos, que impedirán las remesas a través de compañías estadounidenses con licencias generales.

Estos, anuncios en medio de la pandemia de la COVID-19, recalcan el cinismo, el desprecio por el pueblo cubano y el oportunismo del gobierno estadounidense, asegura el texto.

De acuerdo con la nota, Fincimex ha garantizado relaciones comerciales con compañías estadounidenses y de muchos otros países para la gestión de remesas a Cuba hace más de 20 años.

‘Las recientes disposiciones atacan directamente a las remesas familiares aun cuando los voceros de Washington mienten e intentan hacer ver que las limitaciones son solo a una entidad en específico’, agrega.

Fincimex, como parte del sistema financiero cubano, es la encargada de garantizar las remesas a la isla desde Estados Unidos, que serán interrumpidas totalmente.

Entre las contrapartes norteamericanas afectadas se encuentra Western Union, cuyos 407 puntos de pago distribuidos en todo el país cerrarán a causa de estas disposiciones. ‘Recae en el gobierno norteamericano la responsabilidad por la interrupción del servicio de remesas entre los dos países’, subraya.

La mayoría de los emigrados cubanos en la nación norteña apoyan la existencia de vínculos estables con sus familias, sin embargo el Gobierno de ese país actúa deliberadamente para perjudicar esos lazos.

Fincimex ratifica su compromiso con el pueblo cubano en pos de identificar y sostener flujos ordenados y seguros de remesas al país, concluye el texto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *