Sector del turismo remoza sus instalaciones

En la etapa de inactividad por la pandemia sus trabajadores han recuperado 153 habitaciones que estaban fuera de orden, con acciones de mantenimiento, en tanto continúan las inversiones

Durante la etapa se le ha dado continuidad al proceso inversionista en el Hotel Meliá Trinidad. (Foto: Cortesía de la AEI)
Durante la etapa se le ha dado continuidad al proceso inversionista en el Hotel Meliá Trinidad. (Foto: Cortesía de la AEI)

Brigadas constituidas con parte de los trabajadores de las instalaciones turísticas, que fueron paralizadas por la pandemia de la COVID-19, se encuentran enfrascadas en labores de mantenimiento, lo que ha permitido hasta la fecha recuperar 153 habitaciones que estaban fuera de orden, acciones que continúan en aras de rescatar capacidades hoteleras o mejorar las extra-hoteleras, según informó en la Revista Especial de Centrovisión Alberto Ramos Amador, subdelegado del Ministerio de Turismo (MINTUR)  en la provincia de Sancti Spíritus.

Asimismo el directivo precisó que las fuerzas de la Construcción, cumpliendo también las medidas de protección indicadas por Salud Pública para evitar contagios con la enfermedad, han permanecido activas dándole continuidad al proceso inversionista en el Hotel Meliá Trinidad, obra que aseguró marcha bien; además se trabaja en el Ocio-Club, la Finca Buena Vista y en siete habitaciones del Hotel La Popa, todas en el sureño municipio.

Ramos Amador explicó que una vez evacuados los turistas que se encontraban en hoteles y hostales, al decretarse la pandemia, y luego de seleccionar el personal que integraría las brigadas que asumirían las labores de mantenimiento, en coordinación con las direcciones de Trabajo y Seguridad Social se reubicó otra parte de los trabajadores en tareas socialmente útiles y el resto se acogieron a la variante de irse a sus hogares con el ciento por ciento del salario asegurado en el primer mes de paralización y el 60 por ciento en lo adelante, garantía salarial que le concede el Estado cubano.

Sin embargo, exteriorizó, los colectivos de los hoteles Los Laureles, de Sancti Spíritus y Las Cuevas, de Trinidad, en estos dos meses de pandemia han elaborado y comercializado a domicilio más de 28 000 raciones de alimentos sólidos y unas 208 000 líquidas.

El Subdelegado del Mintur destacó la actitud altruista de diez trabajadores de la Cadena Cubanacán, residentes en el municipio de Trinidad, que respondieron al llamado de incorporase a labores de higiene en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK) de la capital cubana, quienes regresaron ya a sus hogares con la misión de alto riesgo  cumplida.

Por su parte Yadiel Frías Mesa, director general de la Sucursal Isla Azul, dijo que su entidad solamente mantiene activo el Hotel Rancho Hatuey, que funciona como Centro de Aislamiento de los más de 100 médicos, enfermeros y personal de la Cruz Roja que atienden directamente a los pacientes ingresados en hospitales con la COVID-19, quienes no pueden retornar a sus hogares hasta tanto culminen su etapa de trabajo asignada y cumplan luego una cuarentena.

De igual modo –razonó- la sucursal creó una brigada que se encuentra enfrascada en el mantenimiento de sus instalaciones, sobre todo cambio de muebles sanitarios, de mobiliario marquetería y pintura de fachadas en los hoteles Zaza y Los Laureles.

En su intervención, Alexis Gómez Ruiz, director de la Empresa de Campismo Popular, indicó que la Unidad Empresarial de Base (UEB) Arroyo Lajas, de Cabaiguán, fue habilitada como Centro de Aislamiento de la Covid-19 y acogió a 120 personas que fueron contactos de enfermos confirmados de ese municipio, el de más incidencia en la provincia de Sancti Spíritus con el mayor número de contagios durante la pandemia, libre ya de casos.

Aunque –advirtió- todos los trabajadores de Campismo recibieron la preparación adecuada para atender en sus instalaciones a sospechosos o contactos de enfermos con el virus del SARS-CoV-2, pero afortunadamente no ha sido necesario acoger pacientes, en las demás.

Por ello la empresa decidió reducir el plan de mantenimiento programado para el año, a tres meses y en la actualidad 143 cabañas cuentan ya con un mayor confort, 30 de las cuales estaban fuera de orden y fueron recuperadas, mientras se continúan las acciones de mantenimiento constructivo y los colectivos de las unidades acometen también la siembra de árboles, plantas ornamentales, mejora de viales internos, remozamiento de instalaciones recreativas infantiles y creación de huertos para producir condimentos frescos que favorezcan la elaboración de los alimentos en la etapa vacacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *