Servicios activos a fuerza de inventivas

La Empresa espirituana de Servicios demanda más de un 80 por ciento de piezas importadas para el desarrollo del Programa Energético

Los talleres se mantienen activos a pesar de las medidas de aislamiento social. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
Los talleres se mantienen activos a pesar de las medidas de aislamiento social. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

En medio de una pandemia que obliga a estar en casa, el uso de los medios de cocción, así como refrigeradores, ventiladores y otros equipos electrodomésticos se incrementa. Tal coyuntura exige un mayor esfuerzo de los trabajadores en los talleres de Servicios para solucionar las roturas de dichos equipos, unido a las limitaciones económicas que enfrenta el país para adquirir en el exterior piezas de repuesto y otros insumos.

Carlos León Reyes, director de Empresa Provincial de Servicios en Sancti Spíritus, declaró a Escambray que a fuerza de inventivas es que logran mantenerse activos.

¿Cómo garantizan las prestaciones básicas a la población?

Aunque tenemos abiertos nuestros talleres, a partir de las medidas establecidas en el país para enfrentar el nuevo coronavirus, hemos limitado la cantidad de trabajadores activos, solo dejamos uno o dos mecánicos de guardia para atender las emergencias o situaciones más urgentes reportadas por nuestros clientes.

Estamos atravesando una compleja situación con la disponibilidad de piezas de repuesto, pues el Programa Energético demanda más de un 80 por ciento de piezas importadas, por lo que en medio de esta pandemia los niveles de desabastecimiento resultan aún más significativos al mantenerse limitadas las entradas de recursos al país.

No obstante, gracias a la ingeniosidad y el compromiso de nuestros mecánicos, logramos solucionar muchas de las roturas de los equipos.

En las comunidades rurales, ¿cómo se comporta esta actividad? 

Mantenemos a los mecánicos por Consejos Populares, los cuales hoy trabajan con servicio a domicilio, de igual forma la mayoría de los asentamientos rurales cuentan con un operario vinculado al Programa de Ahorro Energético, el cual radica en el asentamiento de mayor número de habitantes, aunque sirve al resto de los residentes en cada zona. En todos los casos se generan soluciones a las roturas que se presentan, a pesar de no disponer de los recursos necesarios.

¿Cómo marchan los servicios de refrigeración?

La actividad de refrigeración es una de las más deprimidas de la empresa, no por la situación asociada a la pandemia, sino desde mucho antes, pues la cantidad de accesorios y medios importados que lleva es alto y el país no logra, desde hace casi un año, materializar las entregas necesarias para desarrollar dicha actividad.

Hoy, con excepción del taller de Santa Ana, en la ciudad cabecera provincial, en el resto de los territorios nos mantenemos prestando servicio para solucionar averías con los pocos recursos que aún tenemos o mediante inventivas.

¿Cuál es la situación con el resto de los servicios, por ejemplo, el de tintorería o del Instituto de Salud y Belleza?

En el caso del instituto permanece cerrado desde el inicio de las medidas por ser la actividad de peluquería una de las de mayor contacto directo con las personas.

Las lavanderías, por una acertada decisión del Consejo de Defensa Provincial, hoy se encuentran vinculadas al lavado de todo el avituallamiento procedente de los centros de aislamiento, así como los del personal de la Salud que participa en el control y enfrentamiento a la COVID-19, por lo tanto, no se están recibiendo los pedidos de la población.

También, de forma adicional, en la de la calle Martí, en Sancti Spíritus, se realiza la venta de hipoclorito para la población, labor que desde abril se desarrolla allí de forma satisfactoria.

En todas las actividades que hoy desarrolla nuestra empresa los trabajadores mantienen el distanciamiento y se protegen, sin dejar de atender cada día a la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *