Yaneisy debe legalizar la vivienda

La esquela de la lectora es breve. Luego de ofrecer sus generales y especificar que reside en la calle Máximo Gómez No. 42 (Interior), entre Primera y Segunda del Sur, en Cabaiguán, Yaneisy Pérez del Toro, joven de 35 años, cuenta que es madre de cuatro hijos y que solicita “un subsidio de ampliación y legalización de la casa, ya que Planificación Física me dio el solar y no me lo legalizan”.

Agrega que ha acudido a las Direcciones Municipales de Planificación Física y de la Vivienda, a la Oficina de Trámites de esa última entidad y al Gobierno local, así como a la Oficina de Atención a la Población del Gobierno en la provincia y a la Dirección Provincial de la FMC, sin concretar su aspiración.

José Martínez Hernández, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular en Cabaiguán, confirmó a Escambray que la remitente fue recibida allí por él, a través de la Oficina de Atención a la Población, donde se conocieron algunas particularidades del caso. Ante un litigio con su entonces esposo, acotó la fuente, la madre, según asegura ella misma, abandonó la casa con sus hijos y luego compró un domicilio en un barrio ilegal denominado Zona de Desarrollo.

Posteriormente, agregó Martínez Hernández, Yaneisy consumó una compraventa como resultado de la cual se asentó en una vivienda en mal estado, ubicada en el área de una cuartería que fue erradicada. A falta de documentación que ampare la legalidad de dicha morada, especificó, no ha resultado posible otorgarle el subsidio al que ella aspira, derecho instituido en Cuba como parte de un programa especial para las madres de tres hijos o más, pero con estricto apego a la ley.

“Se le indicó legalizar la vivienda para que pueda acceder a dicho subsidio, es un requisito fundamental, y el monto del mismo dependería de las posibilidades que ofrezca el presupuesto del municipio”, finalizó.

Rosa Gutiérrez, jefa de la Oficina de Atención a la Población del Gobierno en la provincia, dio fe de que reclamos de la joven madre han sido escuchados y tramitados allí en varias oportunidades. Ahora mismo está en curso, apuntó, una segunda petición suya en relación con la morada y la recomendación que se le hizo en la anterior fue la misma: debe legalizar su casa a través de los mecanismos establecidos por el sistema de la Vivienda.

Escambray entiende que se debe, en efecto, hallar una solución para el problema de la lectora, ya que están de por medio cuatro menores con todo el derecho a crecer en un hogar seguro y en un ambiente sano. Observa también: la madre de esos niños debe actuar, en cada paso que da, con total apego a la ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *