ALBA-TCP resulta una esperanza

Para Sacha Llorenti, ‘el desafío radica en aprender de las lecciones de la pandemia, pero también en el ámbito de la llamada gobernanza global’

Es necesario que lo vivido durante la pandemia nos permita intentar ampliar la democratización de todos los espacios, considera  Sacha Llorenti. (Foto: PL)
Es necesario que lo vivido durante la pandemia nos permita intentar ampliar la democratización de todos los espacios, considera Sacha Llorenti. (Foto: PL)

El secretario ejecutivo de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), Sacha Llorenti, afirmó que el bloque resulta hoy una esperanza, y el capitalismo la principal amenaza contra la humanidad.

‘Estamos convencidos de que los próximos meses y años serán mejores para el sueño de (Simón) Bolívar y (José) Martí de convertir América en una sola familia’, declaró Llorenti durante una extensa entrevista concedida al portal de noticias Brasil de Fato.

Acerca de la COVID-19 y otros modelos económicos y políticos alternativos al capitalismo, respondió que, en muy poco tiempo, la pandemia sirvió de ejemplo para mostrar otras amenazas existenciales a la familia humana, como la amenaza nuclear latente, el cambio climático, el tema tecnológico y la terrible desigualdad.

‘Estas cuatro amenazas son comunes a la humanidad y existenciales. Pusieron en riesgo a nuestra especie’, señaló.

El exembajador de Bolivia ante las Naciones Unidas alertó que se puede caer en el truco de no aprender las lecciones, pues ‘la última pandemia ocurrió exactamente hace un siglo, justo después de la Primera Guerra Mundial y justo antes de la Segunda Guerra Mundial. Espero que aprendamos la dolorosa lección de la pérdida de tantas vidas’.

Llamó a exponer las causas estructurales que provocan este tipo de situaciones y esto tiene que ver con un sistema, un modo de producción y consumo insostenibles.

‘En resumen, el capitalismo es la principal amenaza contra la humanidad. Si no abordamos estas causas estructurales, obviamente no habremos aprendido una lección’, insistió.

Para ello, remarcó, es necesario que lo vivido durante la pandemia nos permita intentar ampliar la democratización de todos los espacios.

En tal sentido, mencionó la democratización del acceso a la vacuna, a la salud pública, a la economía, a los sistemas financieros y el cumplimiento del derecho internacional.

Para Llorenti, ‘el desafío radica en aprender de las lecciones de la pandemia, en democratizar todos los espacios dentro de los países, pero también en el ámbito del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la llamada gobernanza global’.

Sobre retos para la unidad continental, admitió que ‘los últimos años han sido los peores, no solo para la integración latinoamericana y caribeña, sino también para el multilateralismo, que sufrió ataques sistemáticos, principalmente de Estados Unidos’.

En nuestra región, denunció, la mayor amenaza fue la Organización de Estados Americanos (OEA), principalmente Luis Almagro, secretario general y ‘principal cómplice de Donald Trump (presidente de Estados Unidos) en los ataques a la paz, la estabilidad, la democracia y las posibilidades de integración en América Latina y el Caribe’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *