Avanza construcción de viviendas para trabajadores de empresa arrocera espirituana

La empresa arrocera proyecta construir hacia adelante más de 300 viviendas ante la necesidad de fuerza laboral, sobre todo agrícola

Fuerzas propias de Sur del Jíbaro participan en la ejecución de las casas. (Foto: Nicolás Hernández)
Fuerzas propias de Sur del Jíbaro participan en la ejecución de las casas. (Foto: Nicolás Hernández)

En virtud de que la vivienda se vuelve esencial para atraer y estabilizar fuerza de trabajo, la Empresa Agroindustrial de Granos (EAIG) Sur del Jíbaro impulsa desde el pasado año un programa de construcción que abarca edificar en varios años no menos de 300 casas de diferentes tipologías, al tiempo que más del 90 por ciento de ese proyecto persigue paliar el déficit de brazos en la parte agrícola de cara a la diversidad productiva del sureño territorio.

“Se trata de un programa que tuvo su génesis en la visita a Sur del Jíbaro en el 2019 del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez, cuando le planteamos la necesidad de que se nos aprobara un plan de viviendas para estabilizar la fuerza de trabajo técnico-profesional en perfiles de la Mecanización, Construcción, Hidráulica y también obreros agrícolas”, señaló, Orlando Linares Morell, director general de la EAIG.

Detalló que de las 25 casas —de tipología I con cubierta rígida— aprobadas el pasado año se terminaron 19, en tanto accionan para concluir las restantes en el primer trimestre del 2021. También en el 2020 edificaron siete viviendas rústicas y otras tres se entregaron en enero pasado.

Como continuidad de ese programa, financiado por la propia entidad mediante créditos aprobados para ese fin y donde participan fuerzas de Sur del Jíbaro, para el presente año prevén terminar 10 inmuebles e iniciar otros 25, como parte de un programa que abarque otros lugares con carencia de fuerza laboral —además de la cabecera municipal— como los Consejos Populares de Las Nuevas, El Jíbaro y San Carlos, subrayó Linares Morell.

“Estamos en el proceso de planificación —añadió— de tres asentamientos con la correspondiente infraestructura de urbanización en las zonas de Tamarindo, Chorrera y La Sierpe Vieja; este año la proyección es ejecutar cinco casas en cada uno y en cuatro años aspiramos a edificar 20 viviendas por emplazamiento”.

La transformación de instalaciones en el poblado de Natividad posibilitó sumar otras cuatro casas el año anterior, precisó la fuente.

“Ya hemos captado algunos profesionales, entre ellos un médico Veterinario, un ingeniero Civil de la Construcción y queremos traer otro más de este perfil, porque esta empresa tiene una capacidad constructiva alta, pero hay falta de esa fuerza especializada, a la vez que buscamos mejorar la preparación de los procesos inversionistas y la calidad constructiva”, destacó.

2 comentarios

  1. Por dios,y no hay cemento para el pueblo,que penaaaa

  2. Un verdadero castigo visual (cuadraditas, ventanas pequeñitas y minimo alero).
    Quien diseño «ESO»??
    Y los arquitectos e ingenieros??
    En la cola del pollo??

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *