Concluye en Cuba ciclo corto de ensayo de vacuna nasal anti-COVID-19

Trascurrido este primer tiempo, queda el procesamiento de las muestras y se pudo constatar la seguridad del fármaco al solo existir reacciones adversas leves

El CIGB lleva adelante dos estudios, Mambisa, que explora la vía nasal, y Abdala la intramuscular. (Foto: PL)
El CIGB lleva adelante dos estudios, Mambisa, que explora la vía nasal, y Abdala la intramuscular. (Foto: PL)

Científicos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) concluyeron uno de los primeros pasos en los ensayos clínicos en fase I de sus candidatos vacunales anti-COVID-19, anunciaron este lunes líderes del estudio.

La institución lleva adelante dos estudios, Mambisa, que explora la vía nasal, y Abdala la intramuscular.

El primero de ellos utiliza como antígeno la proteína AgsHB del virus de la hepatitis B, base de la vacuna cubana contra ese patógeno: el HeberNasvac.

Mambisa finalizó el denominado tiempo corto del estudio estipulado para el día cero, 14 y 28, explicó en declaraciones a Prensa Latina Miladys Limonta, gerente del ensayo.

Esta investigación, que comenzó las primeras inmunizaciones el 7 de diciembre último en el hospital Carlos J. Finlay de La Habana, tiene un tamaño de muestra de 88 voluntarios divididos en cuatro grupos en los que serán analizadas las diferentes rutas de administración: la intramuscular y la intrasanal.

En un momento inicial sus integrantes recibieron una dosis intramuscular del fármaco y otras dos por vía intrasanal, mientras otro grupo recibió tres administraciones en ese mismo sitio. Trascurrido este primer tiempo, queda el procesamiento de las muestras y se pudo constatar la seguridad del fármaco al solo existir reacciones adversas leves, puntualizó Limonta.

Una vez concluida la evaluación por la entidad reguladora pasaríamos al tiempo largo del estudio, comprendido entre los días cero, 28 y 56, detalló la científica.

Mientras, el segundo candidato anti-COVID-19 del CIGB, Abdala, también finalizó su ciclo corto que evalúa los rangos de dosis en un periodo de cero, 14 y 28 días.

Desarrollado en el hospital Saturnino Lora de la oriental provincia de Santiago de Cuba, está integrado por 132 voluntarios, quienes reciben por vía intramuscular dos dosis del antígeno y placebo.

Las vacunas anti-COVID-19 del CIGB completan el cuarteto de propuestas de Cuba para lograr inmunizar a su población contra esa enfermedad.

Las dos primeras, Soberana 01 y 02, también avanzan a buen ritmo, aseguran sus desarrolladores del Instituto Finlay de Vacunas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *