Día del Meteorológico Mundial: El arte de predecir ciclones

El 23 de marzo se celebra en el mundo el Día Meteorológico Mundial en homenaje a hombres y mujeres que aseguran el bienestar, protección y seguridad de la humanidad

dia del meteorologo mundial, meteorologia
La OMM llama a tomar conciencia sobre el calentamiento global. (Foto: Tomada de Internet)

Según datos del Departamento de Comunicación del Citma, el 23 de marzo se estableció como el Día Meteorológico Mundial (DMM) en conmemoración del Convenio para la creación de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) en 1950, con el objetivo de asegurar el bienestar, protección y seguridad de toda la humanidad .

Resulta de interés y preocupación para el desarrollo de numerosas actividades del hombre el parte del estado del tiempo, transmitido a diario por los diversos medios de prensa de cada nación. La  celebración de la fecha tiene el propósito de atraer la atención hacia la importancia de la meteorología y la hidrología en el equilibrio del medio ambiente y de la vida.

La OMM cuenta con cuatro satélites de órbita polar, cinco satélites geoestacionarios, unas 10 000 estaciones de observación terrestre, 7 000 estaciones de buque y 300 boyas meteorológicas, elementos destinados a obtener datos oportunos para evitar o disminuir los efectos de los desastres que puedan suceder.

Desde 1997 los más de 180 Estados que integran la OMM festejan el Día Meteorológico Mundial centrándose en un tema relevante y en el 2021 el enfoque está dirigido a los océanos, porque representan uno de los mayores condicionantes del clima en la Tierra.

Este año también empieza el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030).

Para el continuo avance de la meteorología y la hidrología operativa, la cooperación internacional es esencial ante los numerosos huracanes, tormentas eléctricas, sequías, incendios forestales, inundaciones, entre otros fenómenos naturales, que constituyen una amenaza para el planeta.

La OMM, como organismo especializado de la Organización de las Naciones Unidas, tiene la responsabilidad de supervisar el estado y comportamiento de la atmósfera terrestre, su interacción con los océanos, el clima que produce y la distribución resultante de los recursos hídricos.

Además realiza investigaciones sobre la contaminación del aire, los daños en la capa de ozono y la predicción de tormentas tropicales.

Se suma a sus funciones la tarea de distribuir toda esa información con rapidez y precisión al público, a usuarios privados y a los sistemas de navegación aérea y marítima, lo cual posibilita predecir sequías, inundaciones y demás eventos.

(Tomado del sitio Web del Citma)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *