Final de la 60 SNB: Habrá sexto juego

Granma anunció a Leandro Martínez para el juego dominical y Matanzas, a Noelvis Entenza

Yandi Perez es puesto out en home. (Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate)

Todo parecía indicar que este viernes se cerraría la burbuja del estadio José Antonio Huelga por la 60 Serie Nacional de Béisbol, pero Matanzas deshizo la fiesta y en trepidante juego dejó al campo a Granma 4-3 para enviar la finalísima hasta un sexto juego.

Fue otro encuentro emotivo, jugado con los nervios de punta, a juzgar por el mal corring de los dos conjuntos, los fallidos toques de bola, pero nadie puede quitarle el mérito de haber sido un choque digno de los play off, como la mayoría de esta disputa, excepto el cuarto, definido por nocaut.

Desde la lomita se suscitó el duelo anunciado entre Yoanni Yera y Lázaro Blanco, aunque ninguno de los dos terminó el choque y el granmense perdió la opción de imponer un récord de 6-0 en postemporadas.

Aunque fue ponchador como pocas veces con un total de siete en seis entradas, los matanceros le encontraron las cosquillas y le ligaron en el tercero para hacerle racimo de tres por boleto a Andrys Pérez, sencillos de Eduardo Blanco, Yadil Mujica y Ariel Sánchez, roletazo de Yadir Drake e inatrapable de Javier Camero.

Luego, el derecho se recompuso y no permitió libertades en un partido en el que le pegaron ocho hits y regaló dos boletos. Con 89 lances salió del box en un acto que animó la polémica y la pregunta del colega del periódico Trabajadores, Yoel García, al manager Carlos Martí: “Cuando Blanco hizo señas al banco, ¿pidió que lo extrajeran o Granma lo preservó para un posible séptimo juego?”

“Una mezcla de las dos cosas —respondió sin titubeos el manager granmense—, sabíamos que el contrario que teníamos era un pitcher de una inmensa calidad, Lázaro quizás ya había hecho 80 y tantos lanzamientos, pusimos a calentar a Santana que es nuestro mejor relevo por si sucedía como sucedió lo más negativo para nosotros, Blanco estaría listo para el juego del lunes”.

Ante el zurdo Yera, los Alazanes hicieron dos en el cuarto por boleto a Roel Santos, sencillos de Orlando Abreu y Raico Santos y hit de Carlos Benítez. Si no empataron ahí fue por el mal corring de Raiko Santos desde segunda, enfriado en home tras hit de Guillermo Avilés.

El abrazo llegó en el octavo, cuando otra vez el mal corrido le impidió a los orientales irse arriba y, quizás, hasta decidir el campeonato. Carlos Benítez empujó la del empate con hits, pero Roel Santos se enredó en su carrera con el coach de tercera y fue puesto out en home.

Yera había completado su faena en ocho capítulos, tres carreras, 10 hits, cuatro ponches y dos boletos. “Hoy mezclé un poco mejor los lanzamientos, porque en el juego anterior les tiré bastante rectas y así pude avanzar en el juego que era lo que hacía falta”, diría después en la conferencia de prensa.

Sin los dos abridores en el box, lo mejor quedó para el final. Obligado a ganar, Armando Ferrer llamó a Noelvis Entenza, que mantuvo el abrazo sin saber aún que a la postre garantizaba su victoria 100, tantas veces esquiva en esta postemporada. El cienfueguero-matancero vio así el suceso: “Creo que lo más importante no es ni siquiera la victoria 100 de Entenza, sino el triunfo del equipo, que está muy enfocado y muy motivado para enfrentar el partido del domingo”.

La decisión sobrevino de la manera más sorprendente, en el cierre del noveno. Juan Miguel Vázquez le conectó hits a Carlos Santana, quien lanzaba desde el séptimo. Por él entró en rol de corredor Yoisnel Camejo, quien avanzó hasta segunda por toque de Eduardo Blanco y hasta tercera por rolling de Aníbal Medina. Entonces Carlos Martí trajo al zurdo Miguel David Paradelo, quien le lanzó mal a Yadiel Mujica, antes que el alto mando terminara por hacer lo que indicaba la lógica: transferirlo a primera.

Paradelo parecía tener al zurdo Ariel Sánchez, dominado ya con dos strikes, pero tiró contra el piso un lance que se fue hasta los colchones del “Huelga” y con el wild pitch Yoisnel Camejo entró con la decisiva para los matanceros que, desatadas las tensiones, respiraron otra vez, pues siguen con vida.

Granma no pudo celebrar como quizás esperaba. Y aunque sigue delante en el play off, la situación ahora no es la misma: “Fue un excelente partido en el que nosotros hicimos cosas negativas en el corrido de las bases dos veces y no pudimos hacer las carreras con las que hubiésemos ganado o el partido hubiese sido otra cosa, y el contrario no te da oportunidad con esos errores, de todas formas los méritos los tiene Matanzas, que supo responder a la hora buena, ahora estamos tres a dos y faltan dos partidos y vamos a tratar de que esto se acabe lo más pronto posible”, explicó Martí en la conferencia.

Matanzas sigue contra la pared, obligado como está a ganar los dos que restan, pero el campeón, que por algo lo es, sigue con vida y la finalísima pudiera o no decidirse el domingo. Si los cocodrilos repiten la dosis, habrá que esperar al lunes.

Para Ferrer: “Fue otro juego de los que ha tenido este play off, excepto el del jueves que se abrió de un solo lado, fue un partido tenso, con jugadas polémicas, toques de bola que salieron mal, ganamos el juego, pero con algunos problemas tácticos que hay que trabajarlos”

Granma anunció a Leandro Martínez para el juego dominical y Matanzas, a Noelvis Entenza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *