Incendio en el Parque Nacional Alejandro de Humboldt: “Hemos tenido que correr atrás de la candela”

Reconoce Albis López Ramírez, presidenta del Consejo de Defensa de Yateras, aporte del pueblo en la extinción del siniestro. Tras 11 días de incendio, vaticinan a partir de hoy mayor control de las llamas

En esa zona se concentra el dos por ciento de las especies de flora de la tierra. (Foto: Yhosam M. M. Londres/ Facebook)

Luego de 11 días de desatarse el incendio forestal de grandes proporciones en una zona del Parque Nacional Alejandro de Humboldt, que abarca áreas de las provincias de Guantánamo y Holguín, este lunes proseguía el enfrentamiento al siniestro con la participación de fuerzas especializadas y el valioso aporte de los pobladores de la zona de Yateras.

Albis López Ramírez, presidenta del Consejo de Defensa en el municipio guantanamero de Yateras, región donde se localiza uno de los focos principales del siniestro, confirmó vía telefónica a Escambray que desde hace 11 días se enfrentan al incendio, a la vez que resaltó el trabajo sin descanso de todas las fuerzas involucradas en las faenas de extinción.

“Ha habido algunos momentos de lograr controlarlo bastante, en otro se nos pasa de la trocha que se había hecho, y así llevamos ya muchos días, es que las condiciones de sequía favorecen las llamas, nos han traicionado las condiciones del tiempo y el nivel de combustible vegetal es muy grande en el bosque”.

Resalta Albis López que desde un primer momento se involucraron en las faenas de extinción las fuerzas del Cuerpo de Guardabosque y la Unidad Silvícola del territorio. “Ya cuando hizo falta sumar fuerzas hicimos la convocatoria a la población y tenemos que decir que a esta batalla se ha incorporado todo el mundo, con un sacrificio y una entrega que hay que reconocer”, detalló.

“La respuesta del pueblo en el municipio de Yateras ha sido inmensa, sin poner condiciones, hasta las mujeres se han sumado, se han movilizado los pobladores del pueblo de Palenque y demás asentamientos de la zona; el primer día la gente nuestra caminó 26 kilómetros para enfrentarse al fuego, es que aquí los pobladores tienen mucho sentido de pertenencia con estos bosques”, resaltó la presidenta del Consejo de Defensa Municipal.

“Es increíble cómo se pasan las llamas de un lado a otro, aún con las trochas, se pasan por arriba por las hojas, es que hasta hay una planta que se llama Tibisí, que hace como una explosión y eso riega las llamas hasta un kilómetro; esa es una de las causas por las que hemos tenido que correr atrás de la candela”, narró desde la zona Albis López.

Asimismo, adelantó que con las lluvias recientes y el enfrentamiento se comienza a ver más posibilidades de controlar el fuego. “Esperamos que a partir de hoy podamos lograr mayor control del incendio, tenemos las llamas más acorraladas, la aviación ha tirado agua dos veces; ahora está lloviendo, pero fatalmente llueve en la parte baja de la montaña y no llueve en Ojito de Agua, una de las zonas principales del incendio; allí ha llovido algo, pero no ha sido suficiente para apagar el fuego”.

Detalló que no se han podido todavía calcular los daños, “pero pensamos preliminarmente que hay afectación en más de 3 000 hectáreas forestales, y se hace muy difícil el trabajo por las condiciones del terreno; pero si feroz ha sido el fuego, muy digna ha sido la respuesta del pueblo”, señaló.                                                                            

El Parque Nacional Alejandro de Humboldt está considerado como el área natural protegida más importante de la nación caribeña, no solo por poseer la mayor riqueza y endemismo del país, sino porque allí se encuentra el más grande remanente de los ecosistemas montañosos conservados en Cuba.                                                    

El Parque está ubicado al norte de las provincias de Holguín y Guantánamo, tiene una superficie de 79 680 hectáreas y sus niveles de biodiversidad y endemismo están catalogados como los mayores de las Antillas y entre los máximos del mundo.                           

El enfrentamiento desde hace días a un incendio forestal de grandes proporciones en esa emblemática área de la biodiversidad cubana fue destacado hoy por el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en su cuenta de la red social Twitter.                                                    

En esa zona se concentra el dos por ciento de las especies de flora de la tierra, entre los cuales 905 son especies endémicas, casi el 30 por ciento de las reportadas en el país.

Por sus valores fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el 2001 y es el núcleo principal de la reserva de la biosfera Cuchillas del Toa (ocupa más de la mitad de su área total), la mayor y más valiosa de las cuatro existentes en la nación caribeña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *