Otro regalo para Trinidad

En la galería Benito Ortiz, de la ciudad trinitaria, se expone la segunda colección de Hilos de identidad, obra de Yudit Vidal Faife

Autoridades de Trinidad asistieron a la inaguración de la muestra. (Foto: Ana Martha Panadés).

La segunda colección de Hilos de identidad, el homenaje que la artista de la plástica Yudit Vidal Faife dedica a la artesanía, ve la luz en tiempos de pandemia. Pero, aun así, el público que la aplaude asistió a la inauguración de la muestra de fotografía en lienzo en la galería Benito Ortiz, de Trinidad.

Desde nuevos códigos simbólicos como el recogimiento, la mesura, la soledad y hasta un sentimiento de pérdida, la nueva propuesta estética invita a un diálogo íntimo con lo que somos y a lo que aspiramos a través de un discurso que trasciende el universo del tejido y asoma en los tonos blanco, negro y sepia.  

La soprano Bárbara Llanes deleitó al público con la interpretación de Ave María. (Foto: Ana Martha Panadés).

La muestra da continuidad a la idea de resaltar a través de la fotografía los detalles de la obra artesanal y cautiva al espectador incapaz de reconocer el origen de ese universo diminuto expuesto; he ahí entonces uno de sus méritos: ofrecernos la posibilidad de entender y apreciar la delicadeza del trabajo, la maestría de esas manos artesanas, madres de las piezas originales e integrantes del proyecto Entre hilos, alas y pinceles.

Y en este proceso creativo asombra la selección minuciosa de lo que cobra vida en el lienzo cuando la imagen queda atrapada en el lente; los trazos de la artista, a veces imperceptibles, refuerzan ideas y sentimientos: El beso detenido, Encrucijada, Puntos de encuentro, Resistencia,recalcan la reacción de la artista ante la incertidumbre provocada por el nuevo coronavirus.

Yudit Vidal Faife es una de las más reconocidas artistas de la plástica en Trinidad. (Foto: Ana Martha Panadés).

A la apertura de la muestra asistieron el destacado músico y compositor José María Vitier y la soprano Bárbara Llanes, quien deleitó al público con la interpretación del Ave María. Se encontraban también los amigos, representantes de las instituciones que siempre le abren las puertas, como los museos, la Oficina del Conservador de la Ciudad y el Valle de los Ingenios, las autoridades del Partido y del Gobierno, artistas y artesanas. Sin duda, otro regalo espiritual a la villa de Trinidad en su aniversario 507.

One comment

  1. Yudit Vidal Faife

    Agradecida de la noticia, como siempre fiel a lo más importante de mi quehacer artístico. Gracias por la profesionalidad y la agudeza de tu palabra. El abrazo de luz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *