Reitera Venezuela criminalidad e ilegalidad del bloqueo de EE.UU.

Los recursos del Estado son del pueblo venezolano y bloquearlos en plena pandemia es un crimen de lesa humanidad, concideró el canciler venezolano

Bloquear los recursos del Estado en plena pandemia es un crimen de lesa humanidad, consideró Arreaza. (Foto: PL)
Bloquear los recursos del Estado en plena pandemia es un crimen de lesa humanidad, consideró Arreaza. (Foto: PL)

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, reiteró la criminalidad e ilegalidad de las medidas coercitivas y unilaterales impuestas por Estados Unidos a esta nación.

En la red social Twitter, el canciller respondió a un tuit del senador estadounidense Rick Scott, quien indicó a la Organización de Naciones Unidas aprobar las acciones punitivas contra el presidente Nicolás Maduro y su Gobierno.

‘Levantar las sanciones de los EE.UU. y la UE contra Maduro y sus socios sólo haría una cosa: garantizar que accedan a cuentas bancarias para enriquecerse mientras los venezolanos mueren de hambre. La ONU debe retractar esta propuesta y enfocarse en responsabilizar a dictadores’, escribió Scott.

Ante esas declaraciones, el diplomático venezolano señaló en la misma plataforma: ‘otra prueba de la crueldad de esta élite estadounidense. Argumentos ideologizados e insustentables. Los recursos del Estado son del pueblo venezolano y bloquearlos en plena pandemia es un crimen de lesa humanidad. Los defensores de las sanciones son los autores de estos crímenes’.

Las convocatorias del senador a recrudecer las medidas se suceden apenas tres días después de que la relatora especial de la ONU Alena Douhan, expusiera durante su visita a Venezuela el impacto negativo que ocasiona el bloqueo.

En un exhaustivo informe, la funcionaria aseguró que las medidas coercitivas e ilegales implementadas por la Casa Blanca frenaron el desarrollo del país debido al severo impacto ocasionado a su economía, al provocar la caída de los ingresos en divisas en un 99 por ciento durante los últimos años y afectó el acceso del país a medicamentos y alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *