Rusia: Respuesta a sanciones de EE.UU. será inevitable

Rusia considera que la conducta de la parte estadounidense a la hora de advertir sobre una escalada de tensión es “completamente inaceptable”

Moscú estima “inaceptables” las últimas acciones de EE.UU. (Foto: Actualidad.RT)
Moscú estima “inaceptables” las últimas acciones de EE.UU. (Foto: Actualidad.RT)

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia consideró “inaceptables” este jueves las sanciones aprobadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y anunció “medidas recíprocas” próximamente. “La respuesta a las sanciones será inevitable”, dijo una vocera rusa.

Según un reporte de RT, el embajador de EE.UU. en Moscú, John Sullivan, fue convocado en el Ministerio de Exteriores de Rusia, donde las autoridades locales le han indicado que tomarán “una serie de medidas recíprocas” en un futuro próximo a las sanciones que el Departamento del Tesoro estadounidense aprobó este 15 de abril.

Durante una reunión con el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, el diplomático estadounidense fue informado de que Moscú estima “inaceptables” las últimas acciones de EE.UU. porque, al contrario de la intención que declaró la Administración Biden de “desarrollar relaciones pragmáticas” con Rusia, “les asestó un nuevo golpe duro”, informó la Cancillería rusa en un comunicado.

Rusia considera que la conducta de la parte estadounidense a la hora de advertir sobre una escalada de tensión es “completamente inaceptable”, ya que Moscú muestra desde hace años un enfoque “altamente responsable” para mantener relaciones entre ambas partes “a un nivel aceptable”, pero con cada nueva Administración de EE.UU. “solo se agrava la situación”.

Este jueves, el presidente Joe Biden firmó un decreto por el cual se imponen nuevas sanciones a Rusia, argumentando presuntas “acciones de su Gobierno y servicios de inteligencia contra la soberanía e intereses estadounidenses”.

Las medidas incluyen la deportación de 10 empleados de la embajada rusa en Washington D.C. y apuntan a 16 entidades y 16 individuos, que estarían implicados en una supuesta injerencia rusa durante las últimas presidenciales que EE.UU. celebró en noviembre de 2020.

Asimismo, el Departamento del Tesoro de EE.UU. ha prohibido a las instituciones estadounidenses participar en el mercado primario de bonos que emitan a partir del próximo 14 de junio el Banco Central de Rusia, el Fondo de Bienestar Nacional o el Ministerio de Finanzas ruso, y prestar fondos a esas instituciones.

La Administración Biden, que señala acciones “desestabilizadoras” de Rusia y los esfuerzos para socavar la seguridad en “países y regiones importantes para la seguridad nacional de EE.UU.”, también apuntó a seis empresas tecnológicas rusas argumentando “actividades cibernéticas malignas”.

Los servicios de inteligencia extranjeros rusos (SVR) calificaron de “delirios” las acusaciones de Estados Unidos. “Leer estos delirios tiene poco interés”, afirmó el servicio de prensa de los SVR en un comunicado transmitido a las agencias de prensa rusas, luego de que Washington los acusó de ser responsables de un ciberataque.

Las sanciones, dijo María Zajárova, vocera de la Cancillería rusa, citada por Tass, aumentan el enfrentamiento en las relaciones ruso-norteamericanas y Washington es “plenamente responsable”.

“Este tipo de comportamiento agresivo se encontrará seguramente con una decidida resistencia. La respuesta a las sanciones será inevitable”, advirtió, y añadió que “Estados Unidos no está dispuesto a enfrentar la realidad objetiva de que existe un mundo multipolar que excluye la hegemonía norteamericana”.

“Hemos advertido repetidamente a EE.UU. sobre las consecuencias de sus pasos hostiles que confirman peligrosamente el grado de confrontación entre nuestros países. Este curso, como también se ha subrayado en repetidas ocasiones, no responde a los intereses de los pueblos de las dos principales potencias nucleares, que tienen una responsabilidad histórica por el destino del mundo”, subrayó Zajárova.

Asimismo, la representante diplomática señaló que “en la conversación telefónica con el presidente ruso, Joe Biden expresó su interés en normalizar las relaciones ruso-estadounidenses. Pero las acciones de su Administración indican lo contrario”.

A mediados de marzo, la Administración Biden también había amenazó con sanciones a las entidades involucradas en el gasoducto Nord Stream 2, entre Rusia y Alemania, si no se retiran del proyecto.

(Con información de RT, AFP, EFE y ANSA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *