Sancti Spíritus: Explosión en las colas del gas (+fotos)

La venta de gas licuado en Sancti Spíritus continúa siendo un sitio ideal para el cambalache de números. Directivos del ramo aseguran que el producto se mantiene estable, pero con más demanda que en el 2020

sancti spiritus, gas liberado, gas licuado, economia cubana
La venta de gas en la zona del Huerto Escolar está organizada. Un jubilado controla la lista de clientes. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Cuando se anunció que el precio del cilindro de gas licuado aumentaría casi el doble de lo que costaba hasta el 31 de diciembre pasado, muchos espirituanos pensaron que las interminables colas, en los siete puntos de venta existentes en la ciudad cabecera provincial, disminuirían al igual que las noches de desvelo, a la entrada de dichos establecimientos.

Pero la realidad es que ni el costo de la balita (180 pesos), ni el ciclo de venta cada 21 días, ni las disímiles medidas establecidas por la Casa Comercial de Sancti Spíritus para regular, controlar y poner orden en la venta y ni siquiera la estabilidad que muestra en lo que va de año el combustible doméstico han puesto freno a coleros, revendedores de números y al cambalache suscitado en estos sitios.

Un recorrido por varios puntos detonó las opiniones de la población: que si las colas no tienen fin y los que se dedican a acaparar números hacen lo que les place, que si reclamas te puedes buscar un problema y los que trabajan casi nunca alcanzan gas… son algunos de los reclamos populares.

Al calor de la polémica, en el punto de Colón, que acumula el mayor número de núcleos, con 7 176, Tatiana Palmero asegura: “Hoy llegué temprano y tampoco voy a alcanzar, los coleros predominan y, si reclamas, te amenazan e intimidan”. Mientras, Reinaldo Pedroso, otro cliente, se pregunta: “¿Acaso no es más organizado repartir números que estar en medio de este conflicto?”.

sancti spiritus, gas liberado, gas licuado, economia cubana
En la zona de Garaita muchas personas duermen en la cola para poder comprar el gas. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Otras personas señalan el tema del horario de venta que es solo hasta las 2:00 p.m. y la falta de flexibilidad para que un vecino les compre la balita a personas vulnerables, porque no forman parte de su núcleo, incluso plantean la posibilidad de dividir en dos puntos con muchos núcleos, como los de Colón, Jesús María y Garaita.

Sin embargo, ni siquiera el rebrote de la pandemia o el llamado a mantener el distanciamiento físico y cumplir con las medidas de bioseguridad frenan las moloteras y las indisciplinas.

Ese escenario no es el que impera en la zona del Huerto Escolar, donde, desde diciembre pasado se acabó el desorden, gracias a la idea del delegado de la circunscripción, que de conjunto con las organizaciones del barrio se auxilian de un jubilado, que voluntariamente accedió a colaborar para llevar el control de la cola, a través de un registro donde los clientes solicitan su inscripción, previa presentación del contrato y este les indica el número que tienen en el orden del uno al 500 para que, según la venta del día, sepan cuándo les toca comprar.

Sobre el particular José Alberto Martínez Quinta, jefe de grupo en la Casa Comercial en Sancti Spíritus, alega que ojalá en cada punto exista un jubilado dispuesto a colaborar con la organización de la cola y reitera que nada tienen que ver las moloteras actuales con el incremento del precio del cilindro. El ejemplo está —refiere— en que al cierre de enero se vendieron 15  713 balitas, 2 852 más que en igual período del 2020, sin que hayan surgido nuevos contratos, pues estos se mantienen en el orden de los 37 060 en el municipio cabecera, el único de la provincia donde se vende el gas de forma liberada”.

¿A qué se debe entonces la creciente demanda del gas? Según Osmel Pontigo Izquierdo, jefe del Área Comercial de la Unidad Empresarial de Base División Territorial Comercializadora de Combustibles en Sancti Spíritus, al parecer a los clientes les resulta más factible cocinar con gas que con electricidad, pero pueden existir otras causas, como el traslado de balitas hacia otros territorios, o al menos su contenido, hecho que viola lo establecido en el contrato, el cual aclara la prohibición de mover el cilindro de la vivienda a la cual se encuentra adscripto, por cuestiones de seguridad, a no ser que el cliente lo haga para realizar la compra.

sancti spiritus, gas liberado, gas licuado, economia cubana
El punto de venta de gas de Colón, con más de 7 000 clientes, es guarida para coleros y revendedores de números. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Algunas variantes se han implementado, además, para mantener un adecuado funcionamiento en los puntos de venta de gas. Tal es el caso de la obligatoriedad de mostrar el carné de impedido físico o el de mensajero para adquirir el producto, la regulación de vender un solo cilindro por persona y el compromiso de los trabajadores de este ramo a laborar todos los sábados hasta las doce del día en lugar de hacerlo solo los laborables, como sucedió durante el 2020.

Aun así, alrededor de esta actividad se mueven disímiles insatisfacciones, pero ninguna tan cuestionada como la que guarda relación con la presencia de coleros y revendedores, quienes tratan de imponer su postura porque allí no siempre encuentran la resistencia popular ni agentes del orden interior que neutralicen su actividad ilícita.

18 comentarios

  1. No hay foto de el camino de la havana,porque será…bueno el responsable de poner orden ciudadano esta presente (digase jefe de sector) en la cola desde las 4 am y al que se presente antes lo multa y el mismo supervisa el personal de la cola alguien del nucleo es el comprador, o 1 vecino, nadie se pone a fumar en los alrededores si lo hace es multado…
    Deverian tomar ejemplo.

  2. Buenos días, en mi opinión lo del Gas es una odisea y de todas las medidas que se han propuesto ninguna, pero ninguna ha dado resultado, los que trabajamos no podemos comprar porque siempre la cola es interminable. Yo me pregunto si en la terminal de ómnibus existen varios destinos y usted puede apuntarse en dos por su número de carnet de identidad e ir siguiendo la lista de espera, porque si existe un número de contrato, no se hace por parte de la administración un lista de espera y los que trabajamos podemos hacer lo mismo que si fuéramos a viajar y no dejarlo en manos de personas naturales que siempre generan ilegalidades, un proceso que es tan fácil de controlar por el estado ya que es un solo producto nada comparable con los destinos de una terminal de ómnibus.

  3. Orlando

    Lo que esta claro es que no deja de ser un problema para el que trabaja y tiene que cumplir el horario de su centro y [en que momento compro el gas]
    a mi poco conocimiento lo unico que peude dar posibilidad de resolver o mejorar la situacion es aumentar el ciclo de compra paulatinamente hasta lograr mantener la normalidad en la cola de lo contrario habia que crear nuevos puntos de venta

    pido discurpa al que no entienda mi criterio pero tambien necesito gas

  4. No sólo con el gas hay problemas, también están uniéndose otros como es el caso de los productos que se ofertan en las TRD, en un principio exponían un anuncio en la bodega (olivos1) ya ni eso; pero que en el punto ( la Aurora) él responsable en turno tenía un listado en el cual están registrados los consumidores y repartían los productos desde y hasta… pero ahora no sabemos quien sale con la mejor tajada, lo que yo si se es que no es el pueblo trabajador

  5. uno de los pocos nichos de hacer dinero fasil para las personas que no trabajan, con el pomo de alcohol en el bolsillo, y haciendo comentarios negativos de todo tipo es las colas del gas,, la sala yara es una madriguera de estas personas se burlan de las personas mayores son dueños de estas colas,,, la ultima vez que compre tuve que dar 120 pesos, por un turno a un bandido de estos

  6. Bien pudiera alargarse el ciclo a 40 días o más, porque menos tiempo facilita la venta ilegal. Hay quien se dedica a traspasar el gas a otra bala ilegal para revender bien caro

  7. Sobre el particular José Alberto Martínez Quinta, jefe de grupo en la Casa Comercial en Sancti Spíritus, alega «que ojalá en cada punto exista un jubilado dispuesto a colaborar con la organización de la cola…..Estoy seguro que si se molestan en bucar encontraran alguno y sino,paguen a alguien para que haga el trabajo,que estoy seguro que el resto de los trabajadores que tienen que elejir entre trabajar o comprar el gas lo agradeceran y se acabaran los coleros que ganan mucho mas y causan mas disgutos que lo que le pagarian a un organizador,o pongan alagun policia o militar que tanto abundan en el bpoulevard

    • Y porqué un jubilado, porqué tiene que otra persona encargarse de una actividad que su institución u organismo tiene que regular…..sencillamente solo los miembros del nucleo, con su carnet de identidad y la libreta, la tarjeta y el dinero son los que tienen el derecho de comprar, nada de alguien allí con eso, que es eso de dar el carnet de identidad y la libreta a un forajido de la verguenza pública para que te haga mandados eso es un servicio al núcleo por la tanto las personas del núcleo son las únicas a adquirirlo. Así pudiera organizarse y también solo los mensajeros con su debido carnet actualizado podrían hacer dos compras al día, teniendo en cuenta que lo cobran entre 50 y 80 pesos la media es 70 por 24 dias del mes daría a 2800.00 pesos más lo que devenga por cualquier otra causa, da un poder adquisitivo bastante razonable, cabe que por la izquierda los dependientes para ganarse el diario pues no controlen o no le de el deseo o no les toque el control sobre los mensajeros y hagan alguna trastada, toca a que los buenos ciudadanos sigan con el dichos membrete publico……POBRESITO DEJALO QUE COMPRE…….Una vez propuse que el servicio de gas a domicilio era lo mejor y mas rentable cobrando la entrega en cada domicilio pr el precio actual mas treita pesos pòr el servicio a domicilio, sencillamente llame a un telefono determinado, diga su numero de tarjeta y de balita, zona y dirección fecha de adquisisción anterior eso se comprueba, si cumple los arametros y tiempo de cosnumo el carrito bajito ese en el que anda Reyes te lo lleva a tu casa, incluso a la hora que puedas acordar, si es fuera del horario laboral cinco pesitos más……fíjense que así gana todo el mundo, comites con el dichos mensajero, ese seguro se va a pique y eliminas una figura de las clalles y del negocio ilícito.
      Todas estas cosas coexisten y coexistirán porque desgraciadamente nosotros mismos lo hemos permitido y ese mal se ha arraigado y el gobierno local no ha podido organizar la actividad de venta de gas en ninguno de los puntos……se ve en las fotos evidencia de que no se mantiene la distancia entonces si, queremos arreglar el tema del gas Y EL DE LA COVID QUE?

  8. La solución a esta angustia es que hay que abrir nuevos puntos de ventas es la unica manera de resolver este problema no hay otra, por tanto en manos del gobierno de conjunto con el partido esta gestionar los lugares que existen y se pueden habilitar para esto

    • La solución a eso no es abrir más puntos, si no que en lugar de comercializar diariamente alrededor de 100 balitas se comercializen más por ejemplo una 300 o 400 y veremos como desaparecen las colas tumultosa y desesperantes.

      • CUPET Comunicación

        Estimada Regla:
        En el período del 2012 hasta el cierre de septiembre de 2020, fueron contratados 830 mil 120 nuevos clientes de GLP liberado y se han arrendado 1 millón 32 mil 202 cilindros, en este periodo la venta acumulada de GLP a estos clientes ascendió a 175 mil 236 toneladas.
        Para garantizar el avance y la estabilidad de esta tarea, el país ha invertido cerca de 40 millones de USD pues la incorporación de cada nuevo cliente tiene un costo, considerando el valor del cilindro y los accesorios de 40 USD aproximadamente, además fue necesario construir y adecuar un número importante de puntos de venta para GLP, importar camiones para la distribución de cilindros, cuñas con semirremolques para su traslado interprovincial, así como equipos para los servicios mecánicos a los clientes, a partir de lo anterior es posible evaluar el esfuerzo realizado por el país a favor de la venta liberada de GLP.
        Es importante destacar que la ampliación de la venta liberada de GLP, se desarrolló sin afectar el servicio a los clientes normados que ya existían, sin embargo, desde marzo del 2019, se agudizó el déficit de cilindros a partir del incumplimiento por la industria nacional de la demanda presentada por CUPET; así como la falta de liquidez para suplir esos incumplimientos con importaciones, por estos motivos, se decidió paralizar la extensión de la venta liberada de GLP, así como la contratación de nuevos clientes y el arrendamiento de cilindros. Esta situación se mantiene en el 2020 pues hasta la fecha, no fue autorizada la importación de cilindros y la industria nacional no ha cumplido con el Plan de producción que le fue aprobado.
        Hoy en el país existen 1 millón 703 mil clientes de GLP, sumando los clientes normados y liberados, a los cuales se les debe garantizar por igual un servicio seguro y con calidad, por tanto, los limitados recursos disponibles están dirigidos a ese objetivo, sin posibilidades de asumir nuevos crecimientos.

  9. Y la pandemia?? No es compatible con las colas?? Esto si es una explosión. Por que no va un carro cargado de balitas repartiendo de casa en casa??

    • Hubo un atraso en diciembre que se sigue arrastrando. Se trae la misma cantidad de balitas pero la demanda es superior, si se quiere resolver el problema lo que tienen que hacer es aumentar la oferta y extender el horario por un tiempo hasta que la situación se estabilize digo si el problema no es que el gas no alcanza.

    • Creo q esa no es la solución porque el país no está en condiciones, la solución está en tener abastecidos los puntos con suficientes balas y acabamos con los coleros y los tumultos

  10. José Echemendia Gallego

    Hace bastante tiempo denuncié está situación en el Portal del Ciudadano de Sancti Spiritus, sobre todo por lo que he visto en el punto de venta que está detrás de la Sala Yara, un verdadero paraíso de coleros y mercaderes de las colas, hasta el día de hoy, nada de respuesta, mucho menos de alguna acción concreta para controlar esta nociva práctica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *