Sancti Spíritus sigue siendo la tercera provincia con mayor envejecimiento en Cuba

En el territorio residen alrededor de 100 000 habitantes con más de 60 años

sancti spiritus, envejecimiento poblacional, salud publica, minsap
Alrededor de 1 000 pacientes de la tercera edad son atendidos en los siete hogares de ancianos y nueve casas de abuelos con que cuenta la provincia. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

Sancti Spíritus sigue siendo la tercera provincia con mayor envejecimiento de Cuba, según indican los registros al finalizar el año 2020, antecedida por Villa Clara y  La Habana.

En el territorio espirituano viven 101 441 habitantes con más de 60 años con un índice de envejecimiento poblacional del 21.7 por ciento, superior al del país que es del 20.4, y cuenta con unos 12 000 ancianos que viven solos, atendidos por el sistema de Seguridad Social, en tanto unas 110 personas han llegado a la centuria.

 Al cierre del año anterior, Cuba registró un incremento en la población de las personas mayores de 60 años, al reportarse que el 21,3 por ciento del registro demográfico nacional corresponde al grupo de la tercera edad, de acuerdo con una publicación del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

El Programa Nacional de Atención Integral al Adulto Mayor prioriza en 2021 las necesidades del grupo etario, mediante su inclusión en las tareas económicas, políticas y sociales, y el empleo mayoritario de las personas aptas para trabajar, a pesar del desafío que representa para el país el progresivo envejecimiento poblacional, en proporción con una baja natalidad.

Con respecto a las acciones encaminadas a reducir el impacto de la pandemia en la tercera edad, sobresalen un grupo de medidas dirigidas a ese grupo de población de mayor riesgo que se han aplicado en las diferentes provincias, de acuerdo a la situación epidemiológica de cada territorio.

Dentro de las medidas se orientó el cierre del servicio de casas de abuelo, aunque se mantuvo la alimentación para aquellos que la solicitaran. En el caso de los nuevos ingresos, solo se permitió a aquellas personas con situación social crítica que tuviesen un PCR negativo, aunque se aislaron por 14 días con vigilancia extrema.

Por otra parte, se puso en práctica el empleo del medicamento cubano Biomodulina T en los hogares de ancianos, lo que permite disminuir la tasa mensual de ingresos hospitalarios, las infecciones respiratorias agudas y la mortalidad por neumonía.

De acuerdo con el último Censo de Población y Vivienda (2012), alrededor del 20 por ciento de la población cubana tiene más de 60 años, y se pronostica que en el 2025 este segmento represente un cuarto de la ciudadanía total.

One comment

  1. En vez de hoteles debe ser prioridad construir asilos de ancianos y ademas capacitar personal para su atencion, no olvidemos que los que hoy tienen 60 o mas, dedicaron toda su vida a la construccion del Socialismo y debe atenderseles en consecuencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *