Violaciones durante la preparación del medicamento provocaron muerte de niños en Guantánamo

En Nota Informativa emitida hoy, el Ministerio de Salud Pública divulga resultados de la investigación tras sucesos en servicio de neonatología del hospital provincial de Guantánamo

Una Nota Informativa divulgada en las últimas horas por el Ministerio de Salud Pública (Minsap) revela los resultados de las investigaciones llevadas a cabo para esclarecer los sucesos ocurridos el pasado 7 de abril en el servicio de neonatología del hospital provincial de Guantánamo, que tuvo el trágico desenlace de dos menores de edad fallecidos.

La información del Minsap precisa que el suceso ocurrido en el servicio de neonatología del Hospital General Docente Dr. Agostinho Neto, de ese oriental territorio, estuvo asociado al uso de un bulbo de Ampicillín en seis pacientes, de los cuales, lamentablemente, fallecieron dos.

La máxima institución sanitaria del país aclara: “En estos momentos podemos asegurar que dos niños no presentaron ningún síntoma después de la administración del medicamento y los dos que se encontraban en estado crítico evolucionan satisfactoriamente”.

Como se informó a raíz de los sucesos, el Minsap conformó una Comisión Nacional para investigar las causas del hecho y, tras realizar el proceso establecido, concluyó: “Estaba justificada la conducta terapéutica seguida con los niños, al ser neonatos pretérminos bajo peso, con enfermedades asociadas”. 

La Nota también aclara que los estudios llevados a cabo por el Laboratorio de Toxicología y el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (CECMED), permitieron determinar que el cuadro clínico presentado por los niños no tuvo relación con sustancias tóxicas contaminantes ni con problemas de calidad del medicamento utilizado.

“Lo ocurrido —abunda el Minsap— estuvo asociado a un cuadro infeccioso sobreagudo, y se identificaron violaciones durante el proceso de preparación del medicamento.

“A partir de los resultados de la investigación, el Ministerio de Salud Pública decidió aplicar al personal involucrado directamente en el hecho, las medidas de separación del sector de la Salud y la inhabilitación en el ejercicio de la profesión. Asimismo, se inició la investigación por el órgano del Ministerio del Interior competente, para determinar responsabilidad penal de los implicados”.

También se subraya en la Nota: “A cuadros y funcionarios, con responsabilidad en el control de los procedimientos donde fueron identificadas deficiencias, se les impusieron medidas administrativas”.

Por último, la Nota Informativa del Minsap comunica que al concluir la investigación y previo a hacer públicos sus resultados, los familiares de los niños fueron informados de todos los detalles.

El Ministerio de Salud Pública —explica el documento oficial—lamenta profundamente este triste suceso acontecido y asegura a nuestro pueblo que se han adoptado las medidas para que hechos como ese no se repitan en el país. 

(Con información del Minsap y Cubadebate)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *