Ni un paso atrás en la batalla de la economía

Ni un paso atrás en la batalla de la economíaUn saludo caluroso y un reconocimiento al pueblo espirituano, por los resultados alcanzados en este año decisivo de trabajo, fue trasmitido por el Comité Provincial del Partido en Sancti Spíritus, al término del Pleno Ordinario celebrado este miércoles.

Por Delia Proenza Barzaga

José Ramón Monteagudo Ruiz, máximo dirigente político de la provincia, hizo referencia a los avances registrados en una serie de renglones de la economía espirituana, como resultado de una estrategia de trabajo que incluyó mayor exigencia y control, pero que es perfectible, e insistió en que en esta batalla no se puede dar ni un paso atrás.

“Como mismo apuntara el compañero Raúl Castro días atrás, al convocar en el Pleno del Comité Central a los militantes del Partido a actuar ante cualquier irregularidad que se produzca en el lugar donde se desenvuelven, la batalla de la economía se gana o se pierde en los centros de trabajo”, precisó, y agregó que ante ese llamado nos corresponde “levantarnos como un resorte y resolver todos los problemas acumulados”.

Monteagudo Ruiz reflexionó acerca de los debates en la reunión, que versaron alrededor del desempeño integral de Sancti Spíritus durante el año que expira y sobre el sector de la Salud. Tocante al primer tópico enfatizó en que es hora ya de quitarnos las justificaciones y demostrar todos los días que sí se puede avanzar. Esta provincia, dijo, alberga grandes potencialidades en la agricultura, ejemplo de ello son el cultivo de la caña y la producción de azúcar, café, tabaco y leche vacuna, entre otros renglones importantes.

También instó a desterrar de una vez el descontrol de la masa ganadera y la tendencia a hacer cada año lo mismo, mediante estrategias que ayuden a elevar el control y la exigencia para que los planes y el presupuesto del Estado sean sagrados a la hora de su cumplimiento y ejecución.

Igualmente recalcó la importancia de continuar elevando la cultura económica de los trabajadores, perfeccionar el proceso inversionista y atender priorizadamente la política de cuadros, toda vez que, como dijera una delegada, no siempre se actúa en consecuencia con el principio de la idoneidad a la hora de asignar responsabilidades.

En cuanto a la Salud, el Primer Secretario del Partido en este territorio recalcó el imperativo de velar por el grado de satisfacción de las necesidades de la población en el proceso de reordenamiento de los servicios en ese sector. “Hay que lograr de una vez la permanencia de los médicos de la familia en los consultorios y otras cuestiones como el ahorro y la organización interna en las instituciones”, expresó.

El pleno reconoció los indicadores de crecimiento económico registrados hasta el cierre de noviembre del año que concluye, entre los que se cuentan mayores producciones de carne de cerdo, huevos, camarones, miel y arroz, renglones estos últimos en los que sobresale a nivel de país, y llamó a la diversificación de los cultivos con el incremento de viandas como la malanga, el boniato y el ñame. En la producción de frijoles se evidenció que no obstante en los últimos meses se registran crecimientos también se requieren esfuerzos superiores.

Acerca del proceso de reorganización, compactación y regionalización de los servicios de Salud, se conoció que Sancti Spíritus dispone de los recursos humanos y materiales necesarios para prodigar a la población necesitada servicios de calidad, aunque en algunos casos afloran insatisfacciones derivadas más bien de factores subjetivos.

Como elemento positivo se destacaron las labores de reparación capital de algunas instituciones, entre ellas el Hospital Pediátrico Provincial, donde se ampliaron y reacomodaron los servicios con un mayor confort y una imagen más atractiva, y el Hospital General Provincial Camilo Cienfuegos, donde las labores continuarán e incluirán, en el 2012, la reparación de otras nueve salas.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.