Democracia a lo cubano

José Inerárity, presidente de la Unión de Juristas de Cuba en la provincia. José Inerárity, presidente de la Unión de Juristas de Cuba en Sancti Spíritus, diserta desde el punto de vista legal con los lectores de Escambray acerca del Sistema Electoral Cubano.

Sin nada lucrativo que medie a cambio, el pueblo cubano eliminó desde 1959 todo vestigio de fraude en las postulaciones; ahora tiene la posibilidad real de decidir quiénes serán sus delegados, sobre la base de que la democracia es un Estado en el que el pueblo soberano, guiado por leyes, actúa por sí mismo siempre que le sea posible.

La palabra democracia, tan llevada, traída y distorsionada, es caldo de cultivo en discursos de políticos adversos a los pueblos, que no cesan de exponer, sin argumento alguno, que “bajo la ‘dictadura’ de Castro en Cuba no hay democracia, ni libertad, ni elecciones”. Consigna repetida hasta la saciedad y sin ningún sentido lógico.

Un especialista en la materia como José Inerárity Fiallo, presidente de la Unión de Juristas de Cuba en la provincia y miembro de la Comisión Electoral Provincial (CEP), argumenta por qué no es simple retórica decir que las elecciones en Cuba son únicas y las más transparentes del mundo, además de abundar en el contenido del Sistema Político Cubano.

“Mientras que en nuestro país votar es un derecho universal, automático y gratuito de todos los ciudadanos al llegar a los 16 años, y previo a los comicios las listas se hacen públicas para propiciar que el excluido por algún motivo pueda incorporarse, en muchas naciones la mayoría de los electores no saben quiénes tienen derecho a votar, cuántos votaron, quiénes votaron ni por quién lo hicieron, esto es imposible saberlo, porque el resultado es electrónico y no lo pueden comprobar”.

¿Qué preceptos legales rigen el Sistema Electoral Cubano (SEC)?

Hay que partir de la Constitución de la República que es la Ley de leyes, la que establece los principios generales de las elecciones en Cuba y después fundamentalmente la Ley Electoral que es la que rige todo el SEC, la que establece los derechos, los deberes, las obligaciones, los delitos electorales, a esas se añaden las normas reglamentarias y disposiciones de la Comisión Electoral Nacional (CEN), entre otras pautas.

¿Quién garantiza a los electores que se cumplan sus derechos como tales y no se viole lo legislado?

“Se parte de la propia inscripción en un Registro Primario. El elector en Cuba no se busca, es un derecho porque desde que el ciudadano arriba a los 16 años ya adquiere esa condición. Eso de que la gente vaya a una vidriera y se busque en las listas, y luego pueda pedir que lo incluyan si no aparece, no vas a presenciarlo en ninguna parte del resto del mundo. En cualquier otro país inscribirse en el registro cuesta. En Estados Unidos, la esencia está en que la mayoría no vote; en Cuba se garantiza que todo el que desee pueda hacerlo, y las boletas se cuentan públicamente.

¿Dónde radica la transparencia de todo este proceso que culmina con el voto?

Aquí el voto es libre y secreto, y cada elector tiene derecho a un solo voto, pero por poner un solo ejemplo: si algún ciudadano ve algo que él considere una ilegalidad o una arbitrariedad puede acercarse a cualquier instancia de las autoridades electorales que son las que garantizan, de oficio, la legalidad de todo el proceso. Tanto es así que además de las autoridades designadas existe un grupo de supervisores que son esencialmente juristas para examinar si ocurre alguna violación o incumplimiento de la Ley. También antes de la votación, los electores y cualquier otra persona, incluidos extranjeros de visita en el país que así lo deseen, pueden comprobar visualmente que las urnas están vacías antes de ser selladas y, una vez concluida la votación, en el momento del conteo de los votos, también pueden estar presentes, pues ambos actos son públicos.

Dentro de los procesos electorales en Cuba y en términos jurídicos, ¿qué se considera ilícito?

Todo el que infrinja las disposiciones de la Ley No. 72 comete un delito que además se sanciona. Quebranta lo legislado el que vote más de una vez, el que falsifique, dañe, destruya, suprima, sustraiga o disponga ilegalmente a cualquier lista de electores o una de sus partes, síntesis biográfica o fotografía de los candidatos o cualquier otro documento electoral.

¿Qué principios éticos rigen el SEC?

Primero la participación institucional de todas las masas populares con derecho al voto, la toma de decisiones de cuestiones de mayor interés y utilidad como cuando el país se enfrenta a situaciones que requieren de un referendo, y otro de los principios éticos es que no existe politiquería, y solo se toma en cuenta el historial y la trayectoria de las personas, además de que no existen campañas ni se gastan los millones que hoy invierten los dos candidatos a las elecciones de los Estados Unidos a costa de los contribuyentes.

¿Cuál sería entonces el mayor rasgo distintivo de la democracia cubana?

Lo más sobresaliente del SEC es precisamente eso, la democracia, la manera de elegir a los candidatos y la forma en que la inmensa mayoría del pueblo tiene derecho y está incluido en el registro de electores. En cualquier país del mundo vota o llega al registro solamente una parte de los que tienen derecho porque todo el mundo no se inscribe. En EE. UU. aparecer en el padrón electoral es un privilegio de los que tienen el poder. Paradójicamente, son ellos precisamente quienes han intentado imponer en Cuba ese tipo de “democracia a lo yanqui”, donde nadie rinde cuenta, nadie puede ser revocado y las leyes solo se discuten en el Congreso.

Se han mencionado los elementos esenciales de un sistema único en el mundo;  pero, ¿dónde queda el papel de los más de 8 millones de cubanos convocados a las urnas el próximo 21 de octubre?

Lo mejor de la democracia cubana es la participación del pueblo en las grandes decisiones que ha tomado la Revolución. Hay ejemplos en materia de legislación.  Cuando una ley todavía es proyecto ya se valora con la gente. Resulta lo más parecido a democracia, no tiene antecedentes en ningún lugar del mundo y es esa la base del Sistema Electoral Cubano, tan cuestionado, aun cuando se conoce que millones de seres humanos pueden ser postulados y para ello no necesitan ser ricos ni grandes personajes, solo tener condiciones propias. No es perfecta, pero es un proceder a tener en cuenta porque tiene a su favor el constante perfeccionamiento para la realización de una participación plena, verdadera y sistemática del pueblo.

4 comentarios

  1. Con toda responsabilidad lo dicho es cierto pues en la USA las trampas electorales esta a la luz del sol a la vez las mentiras en los medios des informativos crean barreras de dudas y fraudes aca se usa la MASCARAS DE ROMEO Y JULIETA pues lo ordinario y el desafuero son leales a los mentirosos de la politica norteamericana recuerdo que el maestro de los asesino BUSH hubo de perder las elecciones por casi un millones de voto mas o menos y los anti-cubanos como herederos del BATISTANO con eso viejos zorros testaferros metieron utilizaron las malas ideas cambiaron y alteraron los votos y estos descerebrados cuestionan las elecciones que son transparentes en toda CUBA eso si es democracia a lo cubano es mas yo tengo la tarjeta de votar de la USA y vienen siete candidatos a la presidencia norteamericana y solo los republicanos y democratas hacen debates y los medios des informativos de la ciudad bananera de toda la USA no hacen alusiones de los otros contrincantes y dicen que esto si es democracia son unos descarados con la cara dura . Lazaro izquierdo

  2. Lleva tiempo como Presidente.

    • roberto sanchez

      mis saludos para jose inerarity fiallo jugamos en 1972 el campeonato de ajedrez de construcciones militares del centro celebrado en cardenas si alguien puede llevarle mis saludos se lo agradecere siempre he llevado en mi memoria su nombre y felicidades por sus logros en su trabajo gracias de antemano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *