Ejercerán el voto alrededor de 360 000 espirituanos

A partir de las 7:00 a.m. abrirán sus puertas 1 202 colegios en la provincia.“El voto  es un depósito más delicado que otro alguno, pues va con él la vida, honor y porvenir…”, sentenció José Martí en alusión a ese derecho constitucional del cual los cubanos haremos uso este domingo cuando tengamos la oportunidad de elegir a los delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular.

A partir de las 7:00 a.m. y hasta las 6:00 p.m. abrirán sus puertas  los 1 202 colegios establecidos para escoger, entre los 1 492 nominados en toda la provincia, a los representantes a los órganos locales de Gobierno.

Como es habitual, cada plebiscito en Cuba se convierte en una fiesta de pueblo que comienza con el voto libre y secreto de todos los ciudadanos aptos, quienes con antelación al inicio de los comicios podrán comprobar que las urnas están completamente vacías antes de proceder a sellarlas.

De acuerdo con las instrucciones de las autoridades electorales y lo que establece la Ley No. 72, para ejercer el voto se presenta el Carné de Identidad o documento de identidad en los casos de miembros de las instituciones armadas a fin de acreditar la condición de elector.

El acto de marcar la boleta es individual y se votará por uno solo de los candidatos. El elector deberá escribir una X junto al nombre del nominado al que confiere su voto. Si lo hace por más de uno se anula la boleta, aunque en el caso que alguien advierta que ha marcado erróneamente el documento, recibe otra, previa devolución de la anterior para que esta sea invalidada.

Entre las disposiciones se establece, además, que cuando el elector que va al colegio, por algún impedimento físico, necesite auxiliarse puede hacerlo a través de una persona seleccionada por él mismo, siempre que no sea uno de los candidatos, ni ninguna autoridad electoral.

En el caso en que no pueda asistir al colegio por estar hospitalizado o encamado y solicite el ejercicio de su derecho al sufragio, se dispone lo pertinente para esos fines, siempre que se cumpla con lo plasmado en la ley y con el secreto en la emisión del voto. La conducción de la boleta hacia el lugar donde se encuentra el ciudadano está a cargo de un miembro de la Mesa Electoral.

Al concluir el referendo se realiza el escrutinio de forma pública en el propio colegio y los votos obtenidos por cada candidato y los resultados finales son expuestos públicamente en el exterior de los locales y en otros lugares de la circunscripción. Resultará electo el que obtenga más del 50 por ciento de los votos válidos emitidos. En el caso de las circunscripciones en las que ninguno de los  postulados alcance más de la mitad, se irá a una segunda vuelta el próximo domingo 28 de octubre.

Dentro de unas horas los cubanos amaneceremos a pie de urna; quienes todavía no tienen edad para el sufragio, la custodiarán para que nada impida que los mayores hagan uso del privilegio de escoger, por un mandato de dos años y medio, a sus representantes a las Asambleas Municipales del Poder Popular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *