Gerardo Hernández dedica poema a habitantes del municipio espirituano de Fomento

Alicia Jrapko durante una visita a Gerardo en la cárcel de Victorville, California.Dedica Gerardo Hernández a los pobladores de El Pedrero, Fomento, su poema Escambray, que llegará a cientos de casas de ese municipio la próxima semana.

Bajo la advocación del Poeta Nacional Nicolás Guillén, quien el cercano 10 de julio cumpliría 110 años de vida, Fomento seguirá prodigando sensibilidad, tan huidiza en tiempos de iPod, gracias al proyecto Un poema en cada casa, del escritor Ángel Martínez Niubó. Dos novedades distinguirán la cita, convocada por séptima oportunidad: la difusión del poema Escambray, dedicado por Gerardo Hernández Nordelo, uno de los Cinco, a los habitantes de El Pedrero, Fomento, y la presencia del matancero Domingo Alfonso, una de las figuras más representativas del coloquialismo del parnaso cubano.

A solicitud de Niubó, Gerardo revivió en la prisión de Victorville, California, Estados Unidos, sus andanzas por Gavilanes, donde intentó ser jinete y zambulló sus travesuras en las aguas juguetonas del río Caracusey, cuando su familia frecuentaba la casa de los Peñate.

“Para mañana lo tengo listo”, le respondió Hernández Nordelo a Alicia Jrapko, coordinadora del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco en Estados Unidos, cuando ella lo vio en junio pasado en la cárcel y lo impuso de la idea del intelectual fomentense.

Como Hernández Nordelo no puede intercambiar papel alguno con los amigos solidarios durante las visitas, dictó sus versos por teléfono a Alicia. “Su gesto adquiere más valor porque nos dedicó parte de los escasos minutos que le conceden al mes para hablar con sus familiares, la defensa…”, comenta agradecido Ángel Martínez, quien subraya que esta iniciativa forma parte también de su proyecto Aula de la esperanza, extendido a diversas escuelas del territorio.

Bandadas de cotorras/ mariposas silvestres/ el río de agua fría/ donde siempre caí (…), escribió Gerardo, quien en su celda, aseguran, tiene localizado a Gavilanes y Fomento en un mapa.

Las palmas son hermosas/ los barrancos crispantes/ la gente más amable/ que jamás conocí; de este modo describe el héroe cubano a los habitantes de El Pedrero. Estos últimos versos aparecerán en una valla que podrán admirar lugareños y forasteros y que será colocada en ese poblado.

Los poemas Escambray, de Gerardo, y Soneto, de Domingo Alfonso, serán distribuidos por casas y centros de trabajo del municipio a partir del 10 de julio en un rapto no solo de disfrute estético; sino de humanismo bien acendrado.

En vísperas de los 110 años de Guillén, Domingo Alfonso compartirá las esencias de su lírica con quienes acudirán en la noche del próximo lunes a la Casa de la Cultura de Fomento, donde, también, varios poetas y poetisas espirituanos leerán algunas de sus creaciones.

A juicio de Martínez Niubó, Un poema en cada casa no nació en tierra árida porque ha encontrado oídos receptivos en las autoridades del municipio y en la Sociedad Cultural José Martí. Valga ello y el pacto del Maestro, quien aún hoy recuerda: ¡Verso, nos hablan de un Dios/ a donde van los difuntos:/ verso, o nos condenan juntos,/
o nos salvamos los dos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *