Periódico de Sancti Spíritus

Listo el país para inicio de asambleas de nominación

Alina Balseiro Gutiérrez, presidenta de la Comisión Electoral Nacional (CNE), consideró este jueves en La Habana, que Cuba se encuentra lista para el inicio, el próximo tres de septiembre, del proceso de nominación de candidatos a delegados del Poder Popular.
En el programa radiotelevisado Mesa Redonda Informativa, dedicada al proceso electoral cubano, Balseiro Gutiérrez significó que la certeza sobre la disponibilidad del país para comenzar tales reuniones de vecinos, emergió luego de un recorrido de los integrantes de la CNE por las provincias.
Informó que en esta primera etapa, que transcurrirá hasta el 29 de septiembre, tendrán lugar 59 mil asambleas en igual número de áreas de nominación, ya constituidas en las 14 mil 537 circunscripciones organizadas en la Isla.
José Luís Toledo, presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos del Parlamento, opinó que estos sufragios constituyen el proceso político más importante luego del Congreso del Partido Comunista de Cuba efectuado en abril del pasado año.
Recordó que el capítulo 14 de la Constitución y la Ley 72, o Ley Electoral, establecen la base jurídica que rige las elecciones, y su carácter profundamente democrático.
Resaltó que en Cuba los comicios se encuentran liberados de los lastres presentes en otras muchas naciones, donde se dominan y amañan tanto la elección de candidatos como los registros electorales.
La presencia cederista será decisiva en el éxito de los comicios, y eso fue una certeza expresada en la Mesa Redonda por Carlos Rafael Miranda, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución.
Aseguró asimismo que el aporte de los integrantes de la mayor organización de masas del país ha estado presente en toda la etapa preparatoria de las elecciones generales.
Susana Corona Oliveros, presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, dijo que los jóvenes estudiantes y muy especialmente aquellos que ejercerán su derecho al voto por primera vez, se aprestan con orgullo a hacer de las elecciones un hecho histórico más de la Revolución.
Informó que más de 200 mil jóvenes concurrirán por primera vez a las urnas, y “ello constituye una fuerza importante que comenzará a disfrutar de los derechos establecidos por la democracia de su país”.
Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, se refirió a que el sistema democrático imperante en Cuba establece una serie de derechos impensables en otras latitudes, como algo natural y de esa forma son vistos por todos los ciudadanos.
El derecho a elegir a quienes los representarán en los gobiernos a todos los niveles, la publicación del registro electoral y otros aspectos absolutamente amañados en muchas naciones, “aquí son pasos totalmente naturales y así son percibidos por todos, sin darse cuenta de su real importancia”.
El titular del Parlamento resaltó que los próximos sufragios tendrán lugar “en medio del proceso de actualización de nuestro modelo económico, lo cual nos obliga a ser más selectivos, errar menos en esa selección, y a los elegidos a ser más eficientes en su gestión”.
Recordó que los cubanos que lucharon por la independencia de la nación en el siglo XIX, al mismo tiempo trataron de establecer las bases democráticas de la República que pretendían con varias constituciones redactadas y gobiernos democráticos elegidos en la manigua.
“Pero todo fue destruido por la intervención norteamericana y por Leonardo Word, el primer gobernante interventor norteamericano de Cuba”.
Alarcón rememoró que la Ley Helms-Burton establece asimismo la destrucción del sistema democrático actual de la Isla y el establecimiento de uno a imagen y semejanza del norteamericano.
Dijo que es preciso lograr que los ciudadanos cubanos contribuyan a aportar y perfeccionar el actual modelo democrático cubano “que, pese a sus limitaciones, es el nuestro, el que creamos y el que debemos defender”.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.