Valle de los Ingenios: En busca de su abolengo

El Mirador es un sitio casi obligado para reconocer los valores paisajísticos del lugar.Desde la Loma del Puerto, el Valle de los Ingenios luce su linaje de Patrimonio Cultural de la Humanidad, reconocimiento otorgado por la UNESCO en 1988.

De incuestionables valores paisajísticos y patrimoniales, el valle es favorecido a partir del 2009 por un programa de desarrollo y recuperación integral, dirigido por el Ministerio del Turismo y que incluye más de una decena de entidades, instituciones y organismos, entre estos la Agricultura, la Empresa para la Protección de la Flora y la Fauna, Vivienda y la Oficina del Conservador de la Ciudad de Trinidad.

La prioridad concedida a este sitio no responde a un hecho fortuito; la máxima dirección del país y los expertos en diversas áreas aprecian sus enormes potencialidades como producto turístico único, en medio de la urgencia de Cuba de aumentar la captación de divisa fresca, que respaldaría luego determinados proyectos y programas socioeconómicos.

En opinión de Reiner Rendón Fernández, delegado del MINTUR en Sancti Spíritus, no pocas son las acciones impulsadas en el Valle de los Ingenios; sin embargo, a pesar de los avances, todavía el ritmo no se corresponde con las expectativas de los actores inmersos en el restablecimiento general de la extensa planicie trinitaria.

Particularmente, ¿en qué fase se encuentra el proceso de recuperación de las casa-haciendas?

Nuestro ministerio está responsabilizado con cinco casa- haciendas; este proceso abarca la realización de los proyectos, una adecuada conceptualización y el valor de uso que van a tener. El próximo año vamos a iniciar la rehabilitación de la de Buenavista y Guachinango; en el 2014 pretendemos comenzar con el resto.

La Oficina del Conservador está realizando importantes acciones en la de Guáimaro. En San Isidro, que ya es visitada por los turistas, se trabaja en la torre-campanario. Flora y Fauna va a empezar dos… Con la recuperación de estas casa-haciendas lograremos casi 20 habitaciones dentro del valle.

Pero el alojamiento no sería uno de los propósitos fundamentales del programa de mejoramiento.

Vista del Valle de los Ingenios. No, no; el valle tendrá una vocación extrahotelera. Allí habrá un desarrollo muy grande del turismo rural y comunitario. Buscamos potenciar al máximo las excursiones y el senderismo dentro del mismo valle, sin olvidarnos de los asentamientos que allí existen, sus tradiciones, sus características socioculturales…

¿Qué se prevé para el mejoramiento de las cubiertas de las viviendas, que, realmente, se vuelven inarmónicas en ese escenario tan natural y patrimonial?

Como usted dice, esas cubiertas o techos desentonan con el lugar; muchos son de cinc. El propósito es sustituirlos por tejas de barro u otras alternativas que se asemejen. Ya se situó el financiamiento y se pretende sustituir más de 200 techos el próximo año.

¿Cuánto se ha avanzado en el restablecimiento de las plantaciones de la caña de azúcar, que distinguieron al valle, y de otros cultivos?

Lógicamente, el restablecimiento de la actividad agropecuaria constituye una prioridad, que involucra a la Agricultura, a Flora y Fauna… Se ha sembrado una cifra de caña y de otros cultivos, se han desmontado decenas de hectáreas de marabú; pero hay que seguir avanzado, reforestando. No es una tarea de un día.

Por supuesto, todas las inversiones, todo cuanto se haga deben verse desde la óptica económica. ¿Qué criterios se esgrimen en tal sentido?

El valle tiene que ser sustentable desde el punto de vista patrimonial y económico; que cuando se sumen los ingresos y la gestión económica de todos los actores, se alcance la rentabilidad. De esos propios ingresos irá saliendo, también, el financiamiento para seguir desarrollando el valle, para seguir conservándolo.

En los próximos meses deberá someterse a la consideración del Consejo de Ministros el Plan de Ordenamiento Territorial del Valle de los Ingenios, empeño que rectora Planificación Física. Ese documento será la herramienta por la cual tendremos que trabajar todos los organismos.

Algunos resultados ya palpables.

Existen excursiones hacia el valle en ómnibus y en el tren turístico; esta última debemos estabilizarla. Es significativo lo ejecutado en la restauración de las casa-barracones que fueron de esclavos en Manaca Iznaga. Por último, hace pocas semanas, reinauguramos el Mirador en la Loma del Puerto, una inversión importante que estamos llamados a aprovechar más atendiendo sus posibilidades para el desarrollo del turismo en la zona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *