Lagunas para residuales en villa cubana de Trinidad

El abarcador programa inversionista aprobado para el municipio espirituano de Trinidad en las áreas de acueducto, alcantarillado y saneamiento entró en una importante fase con el comienzo de la construcción de un sistema de tres lagunas para el tratamiento de todos los residuales de la infraestructura socioeconómica de esta ciudad,

La ejecución de la primera laguna se inició en marzo y debe entrar en uso para fines de año.El abarcador programa inversionista aprobado para el municipio espirituano de Trinidad en las áreas de acueducto, alcantarillado y saneamiento entró en una importante fase con el comienzo de la construcción de un sistema de tres lagunas para el tratamiento de todos los residuales de la infraestructura socioeconómica de esta ciudad, Patrimonio Cultural de la Humanidad,  y con capacidad para asimilar el desarrollo perspectivo en 30 años.

Concebida a un costo total de unos 5 millones de pesos, la inversión a cargo del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos contempla la ejecución por etapas de las tres lagunas, las que trabajarían en paralelo bajo un esquema de tratamiento convencional y económico, porque casi todo el sistema, incluida la colectora, funcionará por gravedad; a su vez, el proyecto define que esta será la fuente hídrica a utilizar para la irrigación de los campos de golf que deben construirse en el futuro como parte del desarrollo turístico del territorio.

Esta es la mayor inversión de saneamiento que se ejecuta en el país a partir de la política nacional que se sigue en esta área y responde al interés por solucionar la carencia de un sistema de alcantarillado y tratamiento de residuales en una ciudad de alto potencial urbano y turístico; en tanto permitirá eliminar el riesgo de contaminación de las fuentes de agua subterráneas, explicó a Escambray Manuel Díaz Riverol, subdelegado de Inversiones de la rama hidráulica en Sancti Spíritus.

Es el proyecto de tratamiento de residuales de una ciudad de mayor envergadura asumido en la provincia, expone Yoisel López Ferreiro, proyectista general del área de inversiones hidráulicas en el territorio. “El programa en general define el esquema de un ciclo cerrado, que permita sacarle provecho al abasto de agua, al tratamiento de los residuales y el uso de ese residual tratado en función de las áreas verdes de la infraestructura turística”.

Además de las lagunas, ubicadas aguas abajo de la zona de influencia de las fuentes subterráneas, a un costado de la carretera hacia Casilda, Trinidad tiene aprobadas inversiones para construir a partir de este año y por etapas la nueva la red de acueducto, cuyo proyecto está terminado, y también edificar el alcantarillado, inexistente en casi todo el trazado de la villa, con su proyecto en fase final. “Cuando concluyan estas inversiones quedaría solucionado integralmente el saneamiento de de la ciudad”, acota Yoisel López.

De acuerdo con el proyectista, la inversión de este año incluye, junto a la edificación de la primera laguna, los elementos comunes como el vial de explotación y la colectora, “de manera que el primer usuario que va a tener, una vez que entre en explotación, sería la zona de los edificios que dispone de alcantarillado y un pequeño sistema de tratamiento que apenas da abasto”.

Fuerzas de la Empresa Constructora de Obras de Ingeniería (ECOI) No. 30, dotadas de medios como mototraílla, bulldozer, motoniveladora y compactadora, están a cargo de la ejecución de la primera laguna, que tiene dimensiones de 318 metros de largo, 120 de ancho y requiere excavar a una profundidad promedio de más de 2 metros y con el material extraído levantar los diques laterales, según refiere Armando González Rodríguez, ingeniero de la obra.

De esta magnitud no hemos construido en los últimos tiempos en el territorio una obra similar y las tres lagunas son iguales, detalla el ingeniero. “La excavación de la primera implica extraer alrededor de 150 000 metros cúbicos de material; ya tenemos ejecutado cerca de un tercio de ese volumen y la obra incluye en su fase final el revestimiento del fondo y los taludes internos con arcilla para evitar la infiltración de los residuales”, precisa.

Jose Luis Camellón

Texto de Jose Luis Camellón
Reportero de Escambray por más de 15 años. Especializado en temas económicos.

Escambray se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, así como los que no guarden relación con el tema en cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *