Nueva sede para la AHS en Trinidad

Con una nueva sede que destaca por sus condiciones materiales, la Asociación Hermanos Saíz en Trinidad afianza motivos para desarrollar el arte joven.

En las paredes relucen los cuadros de una galería que ha dejado de temer al aguacero inesperado o a las vigas carcomidas; ya a la puerta no hay que levantarla un poco para ayudar a que el llavín ceda; ahora se trata de una casa nueva, con las bisagras jóvenes y los muros firmes.

Hace algún tiempo la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Trinidad escribía una historia diferente; hoy la vanguardia artística en el sureño municipio dispone de una nueva sede para el contubernio cultural, que cuenta con todas las condiciones para la realización de actividades en manifestaciones como literatura, música, artes plásticas o audiovisuales.

“El nuevo edificio aumentó los bríos de los integrantes de la asociación y la gente se siente mejor. El espacio es cómodo. Los jóvenes hacen más vida en la casa y participan más en las actividades”, informó a Escambray Daimel Cuervo Cobo, promotor de la AHS en la tercera villa de Cuba.

Con la certeza de “estimular la creación artística y literaria entre sus miembros y fomentar espacios de discusión teórica sobre la participación de la vanguardia intelectual”, los más de 25 asociados que actualmente reúne la Casa del Joven Creador en la ciudad Museo del Caribe nunca dejaron de hacer la peña de realizadores radiales, así como la de literatura Mirar al cielo.

La promotora de esta última, escritora además, Anisley Miraz Lladosa, declaró al semanario: “En mi peña, por ejemplo, invitamos a un artista que ya no tiene que ser de Trinidad, pues en la nueva sede contamos con posibilidades de alojamiento que queremos ampliar. Usamos el patio de la casa y leemos poesía, acude un trovador y le damos promoción a las actividades culturales del municipio”.

Las exposiciones de artes plásticas señorean en la estancia inicial de la institución, que ha albergado recientemente las caricaturas de Ramsés Morales, las fotografías de Samuel Reira y ahora invita a disfrutar de una exposición sobre Martí del artista Carlos César Román.

Los moradores artísticos de la Casa del Joven Creador en Trinidad invitan a cualquier lugareño o persona de paso por la villa a escapar de los efluvios diarios y llegarse hasta la calle Francisco Javier Zerquera número 203, donde un fresco recodo de apreciación y diálogo brinda hogar al arte.

One comment

  1. En verdad es un placer el entrar en esta nueva CJC en Trinidad y ver a los jovenes artistas en ella creando y mostrando su arte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *