Nuevos documentos revelan que EE.UU. espió a Rusia, China y Japón

Documentos difundidos por Snowden revelan que EE.UU. espía también a gobiernos amigos y enemigos de otras regiones del mundo.

Actualmente países como Corea del Sur, Japón y China están intentando encontrar los dispositivos de escuchas ilegales que, presuntamente, han sido implantados en sus embajadas por el Gobierno de los Estados Unidos.

Nuevos documentos difundidos por el exagente de inteligencia norteamericano, Edward Snowden, revelan que Estados Unidos no sólo ha espiado a sus ciudadanos y naciones latinoamericanas, sino también a gobiernos amigos y enemigos de otras regiones del mundo, tales como Rusia, China, Japón y Corea del Sur.

Un reporte de la agencia Russia Today (RT) sostiene que al menos 38 países del mundo han sido objeto de los programas de espionaje de Estados Unidos, mediante la infiltración de las comunicaciones de sus embajadas y consejerías.

De acuerdo con los documentos filtrados por Snowden, actualmente países como Corea del Sur, Japón, China y muchos otros están intentando encontrar los dispositivos de escuchas ilegales que, presuntamente, han sido implantados en sus embajadas.

De igual manera, el texto reseña que Washington, con la ayuda del régimen de Israel, ha fabricado y empleado un virus informático especial para espiar y sabotear el programa de energía nuclear de Irán.

En 2009, la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) había conseguido las conversaciones secretas entre el expresidente ruso, Dmitri Medvédev (2008-2012), y la delegación que le acompañó para asistir a la reunión anual del G8, celebrada en aquellos días en Londres, capital del Reino Unido.

Snowden, quien reveló los programas de espionaje a escala masiva de Estados Unidos, se encuentra atrapado, desde el 23 de junio, en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú, esperando respuesta a su solicitud de asilo político temporal a Ecuador y otros países latinoamericanos.

Días atrás, los gobiernos de Colombia, Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay, Venezuela, Nicaragua y México exigieron a Washington explicaciones por los programas de espionaje que ha utilizado en cada uno de esos países.

La indignación se extendió a toda Latinoamérica, cuando el diario brasileño O Globo informó que la red de espionaje, denunciada en junio por el exanalista Edward Snowden, se había expandido por toda la región, con especial foco en Brasil, México y Colombia.

El pasado viernes, durante la cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) celebrada en Montevideo, los presidentes de Argentina, Brasil, Uruguay y Venezuela “condenaron” en una declaración las “acciones de espionaje” por parte de “agencias de inteligencia” de EE.UU. y afirmaron que éstas “afectan a todos los países de la región”.

(tomado de Cubasí)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *