Preferencias por el destino turístico Trinidad

Las instalaciones hoteleras de la península de Ancón aparecen entre las preferidas por los visitantes que llegan al centro de Cuba. El destino turístico Trinidad y su Valle de los Ingenios, declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1988, mantiene aceptación y preferencia entre los visitantes que llegan a Cuba, la mayoría de los cuales lo evalúa de Bien con un Índice de Satisfacción General (ISG) de  4.10 en una escala de 5.

Polo Trinidad- Sancti Spíritus busca potenciar turismo histórico y cultural

La calificación aparece reflejada en las encuestas aplicadas por INFOTUR (Información Turística de Cuba), desde enero hasta la fecha, donde igualmente se manifiesta la complacencia de los turistas con los servicios hoteleros y los extrahoteleros, también evaluados de Bien con el ISG en 4.22 y 4.16, respectivamente.

Aunque aún se presentan insatisfacciones de manera general en un grupo de instalaciones y el arribo de visitantes no alcanza las cifras previstas, el polo trinitario consigue aumentar sus utilidades con respecto al año anterior.

Según los pronósticos del Ministerio del Turismo, en noviembre se espera un crecimiento sustancial en el turismo de recorrido que llegará fundamentalmente de los principales mercados emisores: Canadá, Reino Unido, Francia, Italia, España y Alemania.

Trinidad, mundialmente conocida como La ciudad museo del Caribe, fue fundada en el siglo XVI y hoy constituye una joya arquitectónica colonial de Cuba y de toda América. Sus valores históricos y culturales, los atractivos de la cercana zona montañosa del Escambray, las playas y la belleza de los fondos marinos, así como la hospitalidad de sus habitantes singularizan esta región como un lugar que vale la pena recorrer.

Los siglos XVIII, XIX y los primeros años del XX aparecen en los estilos constructivos y decoraciones de añejas casas señoriales, algunas de las cuales constituyen hoy atractivos e interesantes museos, varios de ellos localizados alrededor de la Plaza Mayor, trazada desde la fundación de la villa.

El Centro Histórico, integrado por 55 manzanas y más de 200 inmuebles, integra una de sus mayores atracciones. Esta ciudad tiene también en sus alrededores mucho que mostrar: la mejor playa de la costa sur de Cuba (Ancón), los cayos cercanos, entre los que se destaca Cayo Blanco, un pintoresco salto de agua y una de las más atractivas zonas montañosas del archipiélago.

Entre las instalaciones histórico-culturales de mayor afluencia de visitantes aparecen el Museo Romántico, una casa que data de 1807, con dos pisos, donde se recrea el ambiente de una clásica mansión de las adineradas familias trinitarias del siglo XIX. Posee pinturas murales de marcado refinamiento. En sus 13 salones se exhiben diferentes colecciones entre las que se incluyen muebles fabricados de caoba por maestros carpinteros locales.

Además, bien cerca se encuentran el Museo de la Arquitectura, donde se presentan las muestras más representativas del desarrollo arquitectónico de la ciudad en los siglos XVIII y XIX; y el Museo de Arqueología, instalación de estilo ecléctico en la que se presenta una muestra que va desde la cultura precolombina hasta la conquista y la colonización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *