Reparan importantes viaductos espirituanos

Entre las labores de mantenimiento vial se encuentra la conservación de puentes. Se pretende rehabilitar durante el 2013 más de una veintena de puentes en todo el territorio espirituano.

 

Evitar posibles inundaciones y que comunidades enteras queden incomunicadas ante una temporada ciclónica que todavía transita por los meses más lluviosos forma parte de la estrategia constructiva en la provincia que incluye la reparación hasta la fecha de más de una decena de puentes y obras de fábrica.

Concebidos para realizar el milagro de caminar sobre el agua o un sumidero, los viaductos espirituanos, muchos de ellos deteriorados por la acción continua de eventos meteorológicos y el paso del tiempo, requieren de acciones de conservación que este año deberán beneficiar a alrededor de 21 viaductos, de los cuales hay concluidos más de la mitad.

Según informaciones ofrecidas por Miguel Ángel Luna Castro, director del Centro Provincial de Vialidad, unos 225 000 pesos se han ejecutado hasta la fecha en la reparación de importantes puentes y obras de fábrica sometidos a trabajos de revestimiento de los taludes y aproches y aseguramiento de socavaciones, así como reparación de vigas, pretiles y columnas.

En estos momentos, acotó Luna, se concluyen las labores en el puente que está sobre el aliviadero de la presa Zaza; se reforzó también el aproche del más cercano al poblado de Jarahueca en la carretera de Yaguajay y, una vez más, se fortaleció el fusible del Agabama, en Trinidad, donde se reparó y vigorizó una fisura en el muro del estribo para evitar el completo derrumbe por el paso del tránsito o la acción de intensas lluvias.

Hoy quedan pendientes los viaductos de acceso a Siguaney, en Taguasco, y el más próximo a la entrada de La Sierpe, todavía sin acometer, que ya no estaban incluidos en el programa de inversiones para el año en curso y por la amplitud de los trabajos requieren algo más de una conservación, de manera que deben iniciarse el año entrante, aclaró el directivo.

Similares pretensiones asumió la Dirección Provincial de Comunales cuando logró sustituir el viejo puente de hierro que conectaba al poblado de Caracusey con el barrio del Otro Lado por un viaducto fabricado ahora de hormigón armado y resistente a las crecidas del río Orimazo, aunque a esa entidad le queda la deuda del pasadero hacia la comunidad de Agabama, en Fomento, obra que no se podrá ejecutar hasta que no concluya el período lluvioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *