Alan Gross: El norte decide

Los congresistas de Estados Unidos, de izquierda a derecha: Sam Farr, Emanuel Cleaver, Barbara Lee y Gregory W. Meeks conversan al concluir una rueda de prensa. (foto EFE).Sigue creciendo la bola de nieve que favorece la liberación en La Habana de Alan Gross y de tres antiterroristas cubanos  presos en Estados Unidos.

A sostenidos esfuerzos anteriores se unió este lunes la visita que hicieron al primero cuatro integrantes de su Congreso federal.

Esos legisladores del Partido Demócrata, dijo AFP, pidieron a ambos gobiernos que inicien negociaciones, “sin ninguna precondición”.

La agencia noticiosa francesa añadió un interesante matiz al opinar que ello podría conducir  a la liberación de Gross y la normalización de los lazos bilaterales.

Los mencionados legisladores son presididos por la representante Bárbara Lee, de California.

“Visitamos a Alan Gross esta mañana (del lunes) y hablamos  con sus abogados”, dijo Lee en rueda de prensa.

La congresista añadió que además sostuvieron un encuentro con el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez.

Junto a eso, Bárbara Lee hizo saber que participaron en una reunión con diplomáticos de su nación acreditados en la isla.
Asimismo puntualizó: “Es tiempo de que ambos países se comprometan a entablar negociaciones y que a nuestro regreso se lo informemos a la Casa Blanca”.

Reveló que, previo a su visita, portavoces del gobierno Obama  les informaron sobre el tema, pero ahora lo palpan en La Habana.

“El mensaje es que en el interés de ambos países las negociaciones deben comenzar”, no solo diálogos, añadió la legisladora californiana.

Todo arrancó en 2009 cuando Gross, al servicio de Washington, montó un programa subversivo bajo el pretexto de fortalecer nexos informativos de la comunidad judía local.

Más tarde, ya detenido, con el ánimo de garantizarle cuidados especiales, lo situaron en un hospital.

El 10 de abril último la directora del área Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal, reiteró la disposición cubana de buscar una solución al caso Gross.

Tal propósito debe incluir, subrayó, las preocupaciones humanitarias de la isla sobre tres cubanos antiterroristas, (del Grupo de los Cinco) presos en Estados Unidos.

Vidal recordó que Alan Gross ha sido visitado por su esposa y su abogado, con quienes además sostiene comunicaciones telefónicas y electrónicas, al igual que con otros familiares y amistades.

También con el personal consular y otros diplomáticos de su representación en La Habana, a la vez que recibe visitas de personalidades políticas y religiosas.

O sea, un escenario muy distinto al que han vivido los famosos Cinco cubanos atormentados en prisiones de Estados Unidos por combatir el terrorismo.

¿Proseguirá estancado el caso Alan Gross? El Norte decide.

One comment

  1. Enrique Martín prieto

    Creo que ambos gobierno tienen un espacio estratégico, ahora, para iniciar un dialogo constructivo, humano y que todo redunde en mejorar las relaciones interestaes y profundizar las de ambos pueblos para el beneficio común.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.